22 de enero de 2016

Una propuesta de efectos concatenados y decisivos en la política española

Tengo la impresión, discutible por supuesto, de que con su particular propuesta al Partido Socialista de configurar un gobierno con Podemos e Izquierda Unida, Pablo M. Iglesias Turrión, secretario general de Podemos, HA HECHO UN INMENSO FAVOR A MARIANO RAJOY BREY. Nunca se lo agradecerá suficientemente el impasible hombre de Pontevedra. Y, ¿por qué? Me explicaré.

Lo que ha planteado Iglesias, en el fondo y en la forma, no es una propuesta de gobierno de la izquierda, sólido y apoyado en el conocimiento previo y en la confianza mutua entre las partes implicadas, sino una trágala inasumible – “te voy a hacer una propuesta que no podrás rechazar”, le dijo Vito Corleone a un compinche en El Padrino I - adobada de dosis notables de desprecio, humillación y prepotencia hacia los potenciales socios de gobierno. Más o menos en el mismo tono empleado hacia Alberto Garzón en su día, y a quien no tardaré en abatir tras servirse de él. Un estilo demasiado habitual, marca de la casa y del personaje, propio de ese "núcleo irradiador" del que se vanagloriaba Errejón, mucho más inteligente y sensato que su secretario general. No hay en ella ideas, estrategias, directrices programáticas abiertas al encuentro y al compromiso compartido. No hay espacios de respeto. Solo notoriedad e impacto calculado. Verborrea a raudales y repetitiva. El grito como método. Aparente modernidad de una política que, pretendiéndose nueva, adolece de prácticas propias de la vieja marrullería.

Expuesto el envite con el efectismo y la escenografía a las que Podemos nos tiene tan acostumbrados (“el medio es el mensaje”, afirma, imbuidos de Mac Luhan), no se percibe una voluntad constructiva y proclive a la culminación de la iniciativa siquiera sea en posiciones de igualdad. Tal y como fue presentado, lo único relevante del asunto fue su formulación con una actitud de desconfianza predeterminada y redundante hacia el destinatario ("que sea presidente es una sonrisa del destino que Pedro Sánchez me tendrá que agradecer” reveló con una actitud de enorme arrogancia y de burla excesiva hacia la trayectoria política del responsable socialista) y el propósito explícito de repartir el botín ministerial, autoasignándose sin pudor alguno las carteras más relevantes, con la intención de marcar la altura de un listón inasumible de antemano y, lo que no es menos importante, de satisfacer las expectativas pendientes de sus fichajes estrella (Rosell, Jiménez, solícitos acompañantes en la rueda de prensa de marras) y de rendir pleitesía a la señora Colau, muñidora esencial de la fortaleza adquirida, mediante la creación de un ministerio llamado de Plurinacionalidad (¿cabe mayor disparate una denominación así, con la intencionalidad desestabilizadora que se le supone?)

En este contexto, la iniciativa ha de traer consigo varios efectos concatenados. Sitúa al PSOE en una posición de gran riesgo, ya que no importa que la suma de los escaños de Podemos (¿tendrá asegurados Iglesias los 69 de que presume?), PSOE e IU quede por debajo de la mayoría requerida y de los votos en contra (incluso con la abstención de ERC y DyL), pues lo que realmente interesa es provocar en Sánchez una reacción contraria que pueda ser esgrimida como rechazo a un gobierno de izquierdas, cuando en realidad el objetivo de la propuesta no está planteado en esos términos sino como hechos consumados a modo de trampa insorteable.

A falta de esa reacción, que está por ver y que resulta decisiva para el porvenir del PSOE, que se aventura azaroso y quizá traumático,el panorama político se simplifica a medida que la posición de Ciudadanos tiende a debilitarse en un entramado en el que su voz no va más allá de la voluntad testimonial, reiterada en un discurso que ya no aporta nada nuevo, mientras la figura de Rajoy Brey queda preservada desde la barrera (“renuncio pero me quedo”, “ni subo ni bajo”) a la espera de que los demás se enzarcen en una refriega de descalificaciones y de que la ciudadanía, hastiada del espectáculo, vuelva la mirada a los que no se la merecen, atribuyéndoles estabilidad en medio de la batahola. En esa bambalina se encuentra el PP, que hará suyo, de repetirse las elecciones, buena parte del voto de Ciudadanos y quizá también de otros votantes inducidos por la misma motivación.

No es imprevisible que en ese escenario quizá el hombre de la Galicia profunda, de los recortes y de la corrupción de dimensiones incomensurables , aumente su respaldo electoral e incluso se aproxime a la mayoría que le permitirá de nuevo gobernar sin incomodidades con lo que quede de Ciudadanos. Mira por dónde, hasta la broma de la emisora catalana le ha añadido un plus de campechanía que ha de jugar sin duda a su favor. Gracias, Iglesias, pensará Rajoy, mientras se deleita con un puro a la salud del Celta de Vigo. 




2 comentarios:

  1. Apreciado:
    Vengo de Fackel, pero además quedo perpejlo de ver en su lateral a Vivencies (me emociona).
    Josep es un catalanista arraigado con el que comulgo en ciertas partes y en ciertos momentos; que lo conozco y que nos hemos tomado café juntos.
    Soy de Barcelona y tengo un bloc que se llama Totbarcelona desde el 08.
    Yo comulgo de Ud. en lo concerniente a la broma telefónica. Se pensaban que el Sr Rajoy iba a soltar imprecaciones; se olvidaron de que es un político.
    Aquí, los del Fricando Matiner la cagaron. Rajoy ha demostrado (man que nos pese) capacidad de diálogo y cintura.
    No es santo de mí devoción, siendo como soy no-independentsita, pues creo se puede ser catalán y no independentista, pero eso es harina de otro costal.
    Me ha gustado ver el Pisuerga, no hace mucho estuve por allí y volveré pronto si todo va como pienso.
    Salut

    ResponderEliminar
  2. Hola, solo quiero compartir mi experiencia con todos. He estado escuchando acerca de esta tarjeta de cajero automático en blanco por un tiempo y nunca realmente pagó ningún interés a ella debido a mis dudas. Hasta que un día descubrí a un tipo de hacking llamado (OSCAR WHITE). Él es realmente bueno en lo que está haciendo. De vuelta al punto, me preguntó acerca de la tarjeta de cajero automático en blanco. Si funciona o incluso existe. Me dijo que sí y que su tarjeta programada para dinero aleatorio retira sin ser notado y también se puede utilizar para compras en línea gratis de cualquier tipo. Esto fue impactante y todavía tenía mis dudas. Entonces lo intenté y pedimos la tarjeta y accedimos a sus términos y condiciones. Esperando y rezando no era una estafa. Una semana más tarde recibí mi tarjeta y probé con el cajero automático más cercano cerca de mí, funcionó como magia. Pude retirar hasta $ 4500. Esto fue increíble y el día más feliz de mi vida. Hasta ahora he sido capaz de retirar hasta $ 28000 sin ningún estrés de ser atrapado. No sé por qué estoy publicando esto aquí, sólo sentí que esto podría ayudar a aquellos de nosotros en la necesidad de estabilidad financiera. En blanco Atm realmente ha cambiado mi vida. Si quieres contactarlo, aquí está la dirección de correo electrónico oscarwhitehackersworld@gmail.com Y creo que también cambiará tu vida ....

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails