2 de junio de 2021

La utilidad inutil de los intelectuales

 

Recurro al título de la conocida obra de Nuccio Ordine – “La utilidad de lo inútil”- para motivar la reflexión en torno a un hecho importante que no debe pasar desapercibido. Me refiero al progresivo debilitamiento de la presencia de los intelectuales en el panorama de la toma de decisiones adoptadas y aplicadas por los agentes dotados de responsabilidad operativa, tanto públicos como privados. No supone este oxímoron un sesgo pesimista sino la simple constatación de una tendencia que parece evolucionar en sintonía con la modificación de las condiciones que tradicionalmente han caracterizado los vínculos entre el intelectual y la sociedad, en cuyo funcionamiento ocupaba un papel clave la labor intermediadora ejercida por quienes, al fin, ostentaban la capacidad decisional efectiva.

            Lejos están ya los tiempos en los que intelectuales relevantes se mostraban como la conciencia crítica a la que se atendía en momentos cruciales de la vida pública: eran esa “conciencia histórica y social de su tiempo”, de que hablaba Simone de Beauvoir. Traer a colación, entre otras muchas, las figuras de Zola, Larra, Sartre, Zweig, Pardo Bazán o Giner de los Ríos, resulta pertinente a la par que nostálgica, cuando se trata de estimar las aportaciones que hicieron en ocasiones trascendentales de su época, en las que su voz emergía con fuerza hasta adquirir una resonancia que sobrepasaba con creces los horizontes en los que había sido planteada. La conocida cita de Zweig –“la razón y la política siguen raramente el mismo camino y son estas ocasiones las que dan a la historia su carácter dramático” – encierra una idea que tal vez resulta exagerada en función de los terribles episodios vividos por el autor, pero sin duda transmite la preocupación que suscitan las desavenencias producidas entre el modo de interpretar a fondo la realidad y las pautas aplicadas a su transformación. No hay que recurrir a la autocrítica para pensar que esta tendencia sea atribuible a errores, que sin duda los hay, de una y otra parte, cada cual responsable de un distanciamiento conscientemente asumido, sin abandonar la idea a favor de la recuperación de esa deseable simbiosis que tantas orientaciones positivas es capaz aportar en situaciones críticas, cuando todas las variables e indicadores han de ser considerados.

            Sin embargo, se muestra cada vez más patente la subestimación del papel desempeñado por el intelectual en los tiempos en que vivimos. Hay testimonios elocuentes (Krugman, Judt, Ovejero, a modo de ejemplos representativos, se han hecho eco en nuestros días) que insisten en la verificación de que el intelectual ha perdido el reconocimiento que tradicionalmente había tenido, coincidiendo con una puesta en revisión por parte del poder de la responsabilidad social de quienes solo disponen de su capacidad para analizar los hechos mediante la mente y la pluma. Tal revisión no es baladí, ya que va asociada, al menos para un sector importante del entramado decisional, al argumento de que los intelectuales ya no son necesarios ni sus observaciones merecen el valor que ellos pretenden. Ya no cuentan con sus opiniones en los foros de decisión que controlan cómodamente sin posibilidad de réplica ni contestación. A decir verdad, lo que sucede no debería extrañar demasiado, pues responde a una lógica congruente con el signo de una época en la que se han visto sensiblemente modificadas las formas de relación entre el poder y el pensamiento. Basta con remitirse a las cuatro tendencias que, en mi opinión, contribuyen a explicarlo.

            La primera se apoya en las distintas percepciones que una y otra perspectiva tienen de las relaciones construidas entre la teoría y la práctica. Si, como afirma Michel Foucault, no puede plantearse una visión práctica de los hechos sin una sólida fundamentación teórica, no es infrecuente comprobar hasta qué punto el valor de la efectividad prima sobre los planteamientos derivados del examen razonado en los que pudiera sustentarse, con frecuencia condicionados por la duda o por la actitud prudente a que obliga el riesgo de una decisión precipitada. Es evidente que, en segundo lugar, esta disociación que separa lo razonable de lo pragmático no es ajena al enfoque contrastado que se tiene respecto a la idea del tiempo como factor determinante del proceso decisional. De ahí la dicotomía que separa el corto del largo plazo, lo inmediato de lo sometido a las estimaciones susceptibles de aportar la prospectiva con que han de concebirse las actuaciones planteadas. Es un contraste de apreciación que, como tercer aspecto a considerar, remite a la desigual forma de consideración y tratamiento de los problemas, pues es hecho cierto que a menudo el enfoque fragmentario prevalece sobre el de carácter global, mucho más complicado éste que aquél, lo que puede entenderse como un factor limitativo de su aplicabilidad. Y, para concluir, no cabe duda de que en esta búsqueda de las divergencias interpretativas entre pensamiento y acción tiene un peso importante la rentabilización de las decisiones, en función de la relevancia otorgada a la altisonante proyección mediática como canal más efectista de su transmisión a la sociedad, con el positivo efecto de imagen que proporciona. Y es que cuando lo mediático domina sobre lo sistémico, los cauces que orientan la decisión se sienten liberados de la crítica entorpecedora, con independencia de si es o no conveniente y necesaria.   

25 de mayo de 2021

Conversaciones literarias

 


La escritora Pilar Fraile nos ha acompañado en el acto que DDOOSS ha dedicado a la Literatura que nace en nuestra región. La sesión se ha apoyado en el diálogo mantenido entre la autora, galardonada con el Premio de la Crítica de Castilla y León, y su presentadora, la periodista y escritora Angélica Tanarro. Tanto el dúo de intervinientes como el tema sugerido por Pilar han ofrecido un gran interés, que ha permitido descubrir los entresijos de la creación literaria de calidad.

Ha sido transmitido telemáticamente (basta con acceder a través de la videoteca incluida en página web de la Asociación http://ddooss.org)

11 de mayo de 2021

Ante el riesgo de contagio, la opción está clara

 



Tras la ocurrido este fin de semana, concluido ya oficialmente el estado de alarma en el país, ante el caos que ha surgido desde entonces y a la vista de las imprudencias observadas en la calle, me permito traer a colación el texto publicado en el epígrafe 50 de "Horizontes de la Ciudad Silenciada", en el que se plantea una invocación a la sensatez, apoyada en la excelente viñeta de Rafa Vega, y que viene pintiparada.


"El dibujante ha acertado de lleno con ese mensaje, muy pertinente en estos momentos. No es necesario un discurso extenso para compendiar una idea que, en su laconismo y de manera asertiva, precisa la idoneidad del camino a seguir en las circunstancias críticas que el mundo atraviesa y con la mente aleccionada ante el futuro. La frase con la que finalizaba el recorrido por la exposición selectiva de las viñetas realizadas por Rafael Vega “Sansón” en la Sala de Las Francesas, que el artista publica día a día o, mejor aún, y siguiendo a Antonio Machado, “golpe a golpe, verso a verso”- con su conocida agudeza en El Norte de Castilla, inspira esta reflexión.
La disyuntiva que suscita – “moderación o muerte” – precisa las opciones a que se enfrenta la persona cuando analiza la postura a adoptar ante el problema coronavírico y debe acomodar sus hábitos a un escenario de riesgo comprobado que ha de ser voluntaria y libremente afrontado a partir de la responsabilidad que individualmente la compete. Tratándose de una decisión personalizada, se inscribe en las relaciones de equilibrio que en el contexto creado por la pandemia es preciso establecer entre la libertad y las restricciones a que obligan el reconocimiento del peligro y la postura a favor de una vigilancia permanente: una vigilancia entendida de la forma en que la ha planteado Olivier Veran, ministro de Sanidad de Francia, al recomendar que “no se debe olvidar que el virus circula, pero no es preciso que esté omnipresente en la mente, no hay que vivir en la angustia permanente, hay que vivir en la vigilancia”. Es decir, basta con tomar conciencia de la realidad, permanecer atentos a la evolución de la pandemia y entender que las únicas certezas de que se dispone, mientras la vacunación no surta los efectos deseados, son las restricciones y la moderación que el deseo se sobrevivir a la covid-19 exige.
Es preciso interpretar la pandemia como problema y como autoexigencia: he ahí el valor de la ejemplaridad individual. “Actúa de forma que tu acción pueda convertirse en regla colectiva”, escribió Inmanuel Kant. “La vacuna eres tú”, se difundió como slogan convincente y recurrente en un primer momento, con todas las connotaciones que encierra y dejando bien claro el significado y la utilidad del principio de precaución. Aceptarlo de este modo equivale a asumir que la moderación no supone una aceptación acrítica de las intromisiones que las medidas adoptadas pudieran introducir en la privacidad. Sin entrar en los debates jurídicos que la cuestión ha motivado, la moderación implica la aceptación de las normas de prevención y cautela temporalmente destinadas a neutralizar el riesgo, sin menoscabo de los derechos humanos, cuando aparecen bien justificadas, debidamente avaladas por las comprobaciones empíricas que la investigación aporta y con un sólido respaldo en la experiencia comparada. Entre otras razones porque la no moderación, efectuada desde la posición individual insolidaria y sin valorar las implicaciones negativas susceptibles de provocar socialmente, puede traer consigo la muerte".

9 de mayo de 2021

Mensajes en la calle: encuentros fortuitos en tarde de lluvia



Llueve, el paseo está vacío, el silencio impera en el ambiente. De pronto me encuentro con ese grupo que modifica el paisaje y me detengo a observarlos, tratando de conversar. Juegan con el balón sin jugar a nada, tampoco hablan entre ellos, simplemente miran con miradas fugaces aquí y allá. Les saludo. No me contestan. Intento la conversación: "Os gusta el fútbol? Ya sabéis que el Valladolid juega hoy con el Valencia. Peor imposible". Sin comentarios. Me dan la espalda. Silencio. Ni una palabra. Adiós. Les deseo suerte. Solo estamos nosotros. El ambiente se llena aún más de silencio. Llueve

7 de mayo de 2021

La Historia no termina tras las elecciones en la Comunidad Autónoma de Madrid

 La Historia no termina. Muchos pensaban que la continuidad de Donald Trump en la Casa Blanca estaba asegurada, pero Trump perdió contra todo pronóstico y le sucedió Joseph Biden. Cuando apenas se cumplen cien días de su mandato, el nuevo presidente plantea iniciativas que están conmocionando al mundo e impresionando a la Unión Europea, que en algunos aspectos da muestras de seguir las señales emitidas desde Washington. Medidas aplicadas a la fiscalidad, a la lucha contra las desigualdades, a la protección social de los más debiles, a la aplicación de los principios de la ciencia abierta en el campo de las vacunas. Estamos ante una reedición del New Deal de Roosevelt y ante una política socialmente progresista que se contrapone a la banalidad del populismo derrotado en noviembre de 2020?

La victoria de Diaz Ayuso, calcada del trumpismo y sin originalidad alguna, puede volverse en contra del Partido Popular, muchos de cuyos líderes, los más inteligentes, tal vez perciban que amenaza sus posibilidades para ser identificado como partido de Estado. Opino que la victoria personal de esa mujer lesiona la cohesión del Estado y sume a la Comunidad de Madrid, arropada en una identidad ramplona, bajo las premisas de un programa banal y, sobre todo, la imbrica en los postulados peligrosos para España del procesismo catalán, de acuerdo con la funesta lógica del sálvese quien pueda. Es evidente que la oposición, errática, incoherente y desprevenida, no ha sabido estar a la altura de las circunstancias tan particulares en las que esas elecciones han tenido lugar. El país necesita que la percepción del Estado como algo esencial, integrado y solidario no se debilite.
Tiene ante sí una legislatura a la que le quedan menos de dos años. Es una advertencia seria que debe obligar a reflexionar a todos los partidos. Impensable esa victoria al margen del contexto creado por la pandemia, ha llegado el momento de la autocrítica y de la estrategia de recuperación de la sensatez perdida durante la campaña. El proceso de reflexión que ha de iniciarse a partir del día después posiblemente ponga fin a una deriva populista y tramposa de alto riesgo para España. Y es que la Historia, lejos de terminar, ha de ser asumida como una reconstrucción de desafíos pendientes. En estos momentos, cruciales.

6 de mayo de 2021

Conferencia sobre la Comuna de Paris, en su ciento cincuenta aniversario


La Asociación Cultural DDOOSS no ha querido dejar pasar la oportunidad de reflexionar sobre el significado de la Comuna de Paris, que conmocionó la vida en esa ciudad y en Francia entre el 18 de marzo y el 28 de mayo de 1871. Hace ciento cincuenta años. Su trascendencia histórica fue muy relevante. Hemos contado para ello con el profesor Roberto Ceamanos, Profesor Titular de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza y destacadísimo especialista en el tema. Será presentado por su compañero de la Universidad Carlos III de Madrid, Julián Vadillo.

La conferencia fue desarrollada on line, transmitida en abierto y directo mediante acceso a la web de la Asociación: http://www.ddooss.org

Fue muy interesante contar, entre quienes la siguieron, con la presencia de personas de España, Estados Unidos, Francia, Italia, Bolivia y Argentina.

Pueden consultar en la videoteca, incluida en esa misma página, la serie de intervenciones organizadas a lo largo de este duro año de aislamiento y prevención. En tales circunstancias, el mantenimiento del encuentro cultural ha sido necesario.


2 de mayo de 2021

Horizontes de la Ciudad Silenciada. Reflexiones visuales sobre Valladolid en tiempos de pandemia

 


De pronto, imprevisiblemente, todo cambió, y de qué manera. La ciudad era la misma pero todo en ella era diferente. Perspectivas que parecían familiares se tornaron en otras hasta entonces desconocidas ante la mirada atónita del espectador, que también se percató de que los rostros habituales ofrecían una mirada y, sobre todo, una voz distinta, condicionada por unos aires en el ambiente que obligaban a la contención de la espontaneidad. Ni el espacio ni nosotros éramos como antes. Se imponían, sin quererlo, los "horizontes de la ciudad silenciada".

Aunque la esperanza de recobrar las sensaciones anteriores se mantuviera viva, el observador no quería perder la memoria de cómo la ciudad mudó su faz y sus hábitos en aquel año 2020. Cuando fue posible volver a pasear por ella, eran múltiples las señales de las que era necesario dejar constancia. Sin saber el resultado, emprendí, paso a paso y con la mirada en alerta, la elaboración de este libro que hoy acaba de ver la luz. Imagen y palabra. Cincuenta fotografías inéditas, una por cada día del confinamiento total, y con su correspondiente comentario. Estampa y texto, unidos. Lo captado y la reflexión que suscita. Todo está apoyado en una interpretación previa sobre el momento histórico y su impresionante dimensión geográfica. Valladolid como ejemplo. Entendido lo local en función de lo global.


Lo he editado personalmente y hace unos días he comenzado distribución. a partir del 1 de mayo, recuperado el mes de abril que este año no nos ha sido robado, figurará en las librerías. Sin otra pretensión que la de luchar contra el olvido del año más duro de nuestras vidas y en todo el planeta.

La distribución de "Horizontes de la Ciudad Silenciada" me ha permitido retomar el contacto con los libreros de esa ciudad. Ha sido un placer. Sus establecimientos me son familiares desde hace muchos años pero la ocasión ha hecho posible las visitas, la recuperación del deleite y el asombro ante las estanterías... y las conversaciones tan apetecidas. He dedicado en la obra un epígrafe a ese mundo fascinante, porque lo siento mío, muy cercano, al que recurro cuando deseo hacerme con algún ejemplar, enamorado como soy del papel impreso y refractario a otro tipo de mercados. Rarezas de la edad? No. Simplemente apego firme a quienes están detrás de los mostradores o salen de ellos para asesorar o comentar la riqueza de la que disponen. Libreros y libreras admirables, a los que hay que apoyar. Venden en directo y en remoto, a través de Internet. Yo no lo hago. Apoyo plenamente su negocio.
He visitado, maleta en ristre, y dejado algunos ejemplares en Beagle, Bosque de Hojas, El Árbol de las Letras, El Sueño de Pepa, Margen, Maxtor, Oletvm (estas tres disponen de distribución on line), Petrarca y Sandoval. Todas son librerías emblemáticas del centro.



Y también los he llevado a la Librería Javier, ubicada en Delicias. A ella corresponde la foto que figura en el libro como homenaje a las librerías de barrio. La visité el 13 de noviembre de 2020, en reconocimiento al día que específicamente se dedica a los espacios del libro situados en las periferias urbanas.

23 de abril de 2021

En Villalar, quinientos años después de la derrota comunera

 

Volver de nuevo a Villalar, observar el ambiente, comprobar el paso del tiempo, percibir el valor de los símbolos que permiten evocar la historia y recuperar el sentido de pertenencia e identificación con un proyecto compartido: nuestra Comunidad, que embarnece la realidad española. Desde 1976 he visitado todos los años la villa comunera, conservo referencias visuales y recuerdos de cada uno de ellos. Sol, viento, lluvia... todos los tipos de tiempo de la primavera han modelado esa emblemática plaza donde se yergue el emblemático monolito hoy repleto de flores y de mensajes evocadores y de futuro. Todo ello envuelto en la atmósfera del Romance de los Comuneros, obra de Luis López Álvarez y con la música y las voces del Nuevo Mester de Juglaría.

Se conmemoran los quinientos años de la derrota comunera. La historia está asumida, el espacio plenamente incorporado a la sensibilidad reforzada y contemplada con la perspectiva, entre crítica y esperanzada, que la situación de la Comunidad provoca. Han cambiado las personas, unas ya se han ido para siempre, otras persisten, otras son descubiertas para bien. De eso precisamente se trata: de asociar a Villalar con lo que significó en la Historia de España y de aprovechar al propio tiempo para enriquecer la vida con el valor de la amistad.

21 de abril de 2021

Un grato día en la villa de Frómista (Palencia)

 



La vida depara experiencias contradictorias, que ayudan a afrontarla con mayor o menor fortuna. Hoy he vivido una muy grata -la recepción del Premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades 2019 - que deseo compartir con las personas que aprecio. Como no es posible hacerlo personalmente, ni testimoniar el agradecimiento deseado, recurro a la posibilidad que brindan las redes sociales para, evitando el ruido, poner en valor lo que la buena compañía, que en ellas se da cita, representa.

La vida continúa en medio de la zozobra en la que estamos sumidos, aunque en modo alguno ha de impedir seguir mirando el horizonte con espíritu crítico y sin perder la confianza en un mundo mejor. Entre otras cosas, porque nos lo merecemos y somos muchos los que procuramos que así sea.

13 de abril de 2021

Mensajes en la calle (46): Referencias descubiertas cuando se ocultan

 


Los centros históricos envejecen y en ocasiones ofrecen imágenes desconcertantes que obligan a contemplarlas para apreciar su significado y el alcance de las transformaciones que sobre ese espacio se ciernen. Hasta los detalles más nimios significan algo, pues son testigo de los cambios que modelan de continuo el paisaje urbano. Conviene reparar en ellos cuando algo de interés encierran.

Recubierta por la lona que camufla la rehabilitación, uno siente curiosidad por la situación en que se encuentra y las sensaciones que proporciona ese lugar de acogida, casi residual, vetusto en el tiempo y refugio sólo para dormir, y cuyo nombre evoca el tan entrañable como atormentado país latinoamericano. Es un cartel sencillo, que en circunstancias normales casi nadie percibiría, pero que paradójicamente destaca cuando está oculto.

11 de abril de 2021

La destrucción del empleo en la Banca

 


Sobrecogida está la sociedad al observar las implicaciones laborales de la concentración y la digitalización del sistema financiero. Las transformaciones de la banca constituyen uno de los procesos más traumáticos del panorama económico, social y territorial en el mundo. No hay que ir muy lejos. La estructura financiera históricamente configurada en una de las regiones con más capacidad de ahorro per cápita del país, como ha sido Castilla y León, ha quedado pulverizada. Qué se fizo de aquella urdimbre henchida de tropelías sin fin? A dónde fueron sus mandamases sin escrúpulos? ¿En qué quedó aquella dotación de Cajas de Ahorros, tan mal gestionadas?

Qué magnitud tiene el impacto de la digitalización? La relación entre el ciudadano y la Banca voraz se desenvuelve ya bajo coordenadas que eran inimaginables hace una década. Los despidos de la Caixa y el BBVA quitan el sueño y sumen en la zozobra a millares de familias. Da la impresión de que el tema está asumido y volatilizado en la impotencia que conduce a la resignación o la indiferencia. "Humanismo Digital", llaman ahora al nuevo modelo bancario.

PD. Recuerdo el día en que mis tíos de Salas de los Infantes estallaron de gozo porque mi primo había entrado de "botones" en la Caja del Círculo y le dijeron que antes de seis meses le iban a "sentar'. El mejor día de su vida.

4 de abril de 2021

Mensajes en la calle (45):Las terrazas se adueñan del espacio público

 


Las terrazas para la libación y la conversa se apoderan abrumadoramente del ámbito urbano. Extendidas por doquier, no parecen existir límites a su difusión, conseguida sin rubor a expensas de los espacios públicos para uso del peatón. Una pregunta: ¿estamos ante proceso definitivo de ocupación irrestricta o será reversible, como muchos deseamos, cuando los recintos interiores puedan ser utilizados y se vuelva de nuevo a la supervisión, también tributaria, que restablezca la perspectiva abierta de la ciudad para el paseo no zigzagueante?

16 de marzo de 2021

Cuando el número de mascotas supera al de niños

 


Desconocía esta noticia, que impresiona. Sin duda tiene más importancia de la que parece. Revela el declive de la fecundidad humana en el mundo desarrollado y, en paralelo, la creciente intensificación de los vínculos afectivos de muchos ciudadanos con los animales de compañía. Es un hecho que en la calle se percibe ostensiblemente a raíz de la pandemia y que las cifras revelan con gran impacto. Transformación de la sociedad, nuevos hábitos de comportamiento y formas diferentes de relación se entreveran como manifestaciones de modelos sociales que invitan a reflexionar sobre su significado, y los sesgos emocionales consecuentes, en las sociedades del siglo XXI. Sus implicaciones económico-espaciales son muy relevantes y no están ajenas a los niveles de preocupación que, a mi modo de ver, pudieran provocar. ¿Qué lecciones, qué advertencias cabe extraer de este hecho cuya importancia no se puede ni debe ignorar?

El hecho de que en España haya más mascotas (registradas) que niños menores de 15 años no es una cuestión baladí.

5 de febrero de 2021

¿Cómo adecuar estos espacios al mundo postcovid?

 


Calle del Dr. Barraquer, uno de los oftalmólogos más prestigiosos de España. Un cuidador de los ojos y de la mirada. Se sorprendería si viera que Valladolid le dedicó esta calle. Pero, qué urbanismo es éste? Qué concepto de la calidad de vida tuvieron quienes lo autorizaron y diseñaron? No existe el sol ni el aire que lo vivifique. Cómo adecuar estos espacios al mundo postcovid?

4 de noviembre de 2020

Welcome Biden-Harris

 



Ojalá que el digno legado y el espíritu de Thomas Jefferson y Abraham Lincoln impregnen de nuevo los principios y los objetivos del Partido Republicano de los Estados Unidos de América, al que ambos pertenecieron. Que la experiencia de Donald Trump sea tan solo un funesto recuerdo episódico en la Historia de ese Partido, cuyo prestigio puede verse seriamente lesionado si secunda las aberraciones postelectorales del que ha sido considerado como el peor presidente de la historia del gran país norteamericano. No cabe duda de que el Republican Party lo abandonará a su suerte, enfangado en la delirante paranoia del derrotado. Good bye, Mr. Trump.

Welcome y enhorabuena al tándem Joseph Biden - Makala Harris. Mucha suerte, inteligencia y habilidad en la ingente tarea que les espera, dentro y fuera de su pais. Por el bien del mundo y de los ciudadanos estadounidenses.

2 de noviembre de 2020

No es honesto utilizar la lengua como moneda de cambio político

 La lengua castellana es idioma sólido e imbatible. Es la tercera lengua más hablada del mundo y la segunda por dimensión geográfica. Es la lengua común de los españoles. Su aportación a la cultura universal ha sido inmensa y muy reconocida a lo largo de la Historia. No debe preocupar su supervivencia, que está más que garantizada. Sí inquieta, empero y mucho a la par que sorprende, el uso obsceno y particularmente interesado que de ella se hace como moneda de cambio en negociaciones políticas de carácter coyuntural, para afianzar mayorías episódicas de gobierno que alteran fundamentos estructurales de la vida en común corriendo el riesgo de crear situaciones irreversibles y lesionando principios constitucionales hasta perjudicar gravemente el marco mismo de la convivencia que las lenguas construyen.

El ciudadano se pregunta anonadado si es realmente necesario someter a almoneda de oportunidad y quidproquo un valor tan preciado como la lengua común, que va más allá de la identidad para constituir una herramienta enriquecedora de la propia formación intelectual de quienes la cultivan, ya sea como lengua única o en coexistencia con otras. Y es que la llamada inmersión lingüística es un eufemismo políticamente perverso y culturalmente regresivo, esgrimido o respaldado por fuerzas retrógradas, con el que se quiere justificar una política social de exclusión, discriminación y pretendida superioridad. Significa, como señala Jaime Carballo, la humillación del español en España y una vulneración del Art. 3 de la Constitución.
Que el Partido Socialista Obrero Español, uno de los grandes partidos con implantación en todo el Estado, introduzca la lengua en el juego de las componendas políticas y se preste de forma explícita a esa vulneración del espacio cultural compartido que en el conjunto de España aporta el cultivo sin restricciones de la lengua de Quevedo, Pardo Bazán, Galdós y Miguel Delibes, y sin que ello implique riesgo alguno para la vitalidad y el uso de las lenguas vernáculas con las que coexiste en el Estado, es algo que resulta tan inconcebible como reaccionario. El coste que ello supone como imagen de opción de Estado puede ser muy grande, y en modo alguno asumible en función del oportunismo coyuntural y cortoplacista que tan ominoso acuerdo, posiblemente inconstitucional, representa.

28 de octubre de 2020

Tarde o temprano todo queda al descubierto

 


A la postre, todo se descubre. Paso a paso, letra a letra, sin ruido pero con eficacia y el rigor profesional de quienes con diligencia combaten el crimen organizado. Sí, los cuerpos de seguridad y responsables de la justicia que forman parte del Estado. La verdad es que a nadie debe sorprender la noticia que nos ocupa. Se intuía, se vislumbraba, se hacían cábalas sobre la naturaleza objetiva, y ya inequívoca, de ese “ procès “, que tanta conmoción y zozobra ha ocasionado en la vida española. Se han retirado los trampantojos, las caretas han sido arrumbadas, el verdadero rostro ha hecho su aparición.

No es otra cosa, archisabida, que la realidad mafiosa y perversa que todo afán nacionalista excluyente ha ofrecido siempre a lo largo de la Historia. Sus propios conmilitones, los de a pie, se sorprendían de que esa gentuza de sonrisa meliflua, cresa y bien untada de Floid ( qué acertado estuviste, Boadella) no hubiera acabado en Lledoners. Helos ahí, identificados como lo peor y lo más corrupto, empeñados en engañar y esquilmar a una sociedad dignisima, merecedora de mejor suerte. Al fin, en su sitio.

17 de octubre de 2020

Ese no es Miguel Delibes

 


Fotografía: Fernando Manero

Nunca hablé con él, y mucho que lo lamento, pero le recuerdo bien. Erguido, buena planta, paso ligero, espigado (como lo define hoy José María Cillero en El Norte de Castilla); en suma, como un ciprés de larga sombra. Además las fotografías siempre han destacado reiteradamente la agudeza y la amplitud de su mirada. Y es que se pasó toda la vida oteando el horizonte, los horizontes más diversos, y sus personajes, en todos sus detalles, para plasmarlos a continuación con su inconfundible letra manuscrita. Por eso es inimaginable y sorprendente la figura de Miguel Delibes con la cabeza baja, expresión torva, mirando al suelo, con la bufanda cerrando una boca de la que hacía continuo uso para comunicar e indagar.

El arte es libre para interpretar la realidad como el artista desee. Nadie lo cuestiona. Pero cuando de reflejar la imagen simbólica de una persona para siempre se trata, la estética utilizada debe ser respetuosa y fiel a la estampa consagrada en vida, a sus rasgos distintivos y singulares, sobre todo cuando se pretende realismo y expresividad en la representación. En mi opinión, lo que hoy se ha inaugurado en Valladolid en homenaje y recuerdo a Delibes con motivo de su centenario es otra cosa. Reproduce un hombre en el declive de la vida, cerrado en si mismo, ausente de su entorno y con la vista dirigida hacia la nada, detalles que en nada se corresponden con la vitalidad y el sentido de la curiosidad que el escritor transmitió en vida y que tan bien refleja su obra.

12 de octubre de 2020

Razones para una supervivencia

 Estoy convencido de que la monarquía parlamentaria se consolidará en España una vez superada la crisis de prestigio provocada por el padre de Felipe VI. Aprendida la lección, éste es muy consciente de la tarea de recuperación que le espera y que seguramente afrontará con la inteligencia y la transparencia necesarias, cualidades de las que el Jefe del Estado deberá dar muestras fidedignas e inequívocas, capaces de calar en las percepciones del tejido social. Y es que, visto el panorama político que nos rodea y la escasa calidad de sus representantes más destacados, la sociedad acabará identificando aún más la supervivencia y vertebración del Estado con el mantenimiento del modelo constitucional vigente. 

Por otro lado, las opciones políticas mayoritarias, que, pese a las discrepancias que existen entre ellas, seguirán manteniendo su preeminencia ostensible en el escenario político, y dado el carácter crecientemente marginal de las que abogan por una alternativa tan fallida y regresiva como es la "república plurinacional", nunca, creo, se decantarán por la puesta en entredicho de la Monarquía Parlamentaria que, para los republicanos como es mi caso y el de tantos españoles con conciencia histórica, ha hecho posible, en colaboración con la sociedad, el período de mayor estabilidad y progreso de la Historia de España desde Atapuerca. No es cuestión de edad, sino de pragmatismo e inteligencia política, y de eso sabe mucho la gran mayoría de los españoles a poco que se detengan a pensar en la cuestión.

31 de agosto de 2020

Irene Vallejo o la fascinación por la escritura

 



¿Cuánto esfuerzo y cuántas ilusiones tiene que asumir una persona empeñada en hacer de la escritura su forma de vida hasta ser, al fin y tras imprevisibles dificultades, valorada por ello? ¿Cuántas horas de velada forzosa necesita para avanzar con éxito y paso a paso, situándose al borde del precipicio del fracaso, para lograr una presencia reconocida en un panorama tan competitivo y exigente como es el de la creación literaria? Confieso que, si por alguien siento admiración, es por el político honesto y coherente, por el intelectual riguroso y comprometido con los problemas de su tiempo y por el hombre o la mujer que escribe bien, que atrae con sus textos, que cautiva con su modo de expresar las ideas, con su dominio impecable del lenguaje, con su erudición bien sustentada, con la originalidad de sus argumentos, con el valor, de fondo y estético, de lo que aporta hasta el punto de que, tras haber leído lo que escribe, se tiene la sensación de que la percepción del mundo y de la cultura ha mejorado. Algo cambia en uno mismo, y para bien, tras una lectura excepcional.

No la conozco, nada me une a ella e ignoro si algún día la oiré en persona, pero admito que pocos escritores como Irene Vallejo me han proporcionado en los últimos tiempos tanta satisfacción por la lectura. Y no sólo porque con su "El infinito en un junco" - qué idea tan brillante la de navegar por los laberintos del libro - se ha ganado un lugar privilegiado en la literatura a lo grande. Desde entonces, sigo de cerca sus andanzas en el timbal de las letras, donde se desenvuelve con una calidad insólita. El placer se suma al desafío intelectual, la atracción por el argumento sorprendente se enriquece con los recursos utilizados en su presentación y desarrollo. Hay muy buenos escritores aquí y allá, pero, qué quiere que les diga, en mi opinión Vallejo, alejada de los estándares y las modas comerciales al uso, roza la perfección.
Cuántos empeños habrá tenido que afrontar esa mujer para conseguirlo. Cuántas noches de insomnio. Cuánta ansiedad ante la hoja o la pantalla en blanco. Mas el balance está ahí: no hay nada tan grato y tan satisfactorio como un texto bien escrito hasta el extremo de la fascinación. Cuánto le queda aún por delante.
Related Posts with Thumbnails