13 de octubre de 2018

El valor de la pedagogía del aprendizaje basado en el debate y en la reflexión compartida

Qué lleva a un humanista a convertirse en un foco de atracción masiva para quienes ansían asistir a sus clases, entre ellos una impresionante cohorte juvenil? Será cierto eso de que la formación humanística ocupa también un lugar importante en las sensibilidades formativas de la gente? Empecé a leer este verano a Michel Sandel, al poco de haberle sido concedido el Princesa de Asturias de las Ciencias Sociales 2018. Elige muy bien los temas, banaliza algunas interpretaciones con la intención, supongo, de provocar al auditorio, interrelaciona con osadia los argumentos, ayuda a desarrollar el espíritu critico y, sobre todo, concede al lector - y al alumno - un margen de protagonismo a la hora de descifrar las claves que desarrollan el razonamiento. Es un método activo, motivador del alumno. Un método que dinamiza el hecho de pensar por uno mismo para compatirlo con los demás bajo la tutela efectiva del profesor.

Me acabo de enterar de uno de sus metodos esenciales: prohibe utilizar en sus clases artilugios electrónicos. Nada de móviles, ni computers ni tabletas. Fuera elementos de distracción. El poder de la palabra, la utilidad de la dialéctica, el estímulo para aprender a pensar, el debate a calzón quito. Pedagogia a pie de obra. He ahí una de las claves de su éxito, estoy seguro. Pero cómo no lo ha sabido antes, mon dieu. Lo he descubierto ya jubilado. Qué lástima.

Aunque, en cierto modo, no es así como enseñaban Aristóteles y Sócrates?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails