10 de abril de 2010

Almadén



-->
Pocas experiencias viajeras me han impactado tanto como ésta. Hacía tiempo que deseaba visitar la villa de Almadén, situada al suroeste de la provincia de Ciudad Real, aunque su paisaje la identifica más bien con las superficies erguidas y accidentadas que poco a poco dan acceso a la Sierra Morena en su vertiente cordobesa. Si viajan a Almadén, háganlo desde Puertollano a través del Valle de Alcudia. Es un paisaje espectacular, grandioso, algo deforestado en ocasiones, representativo de las grandes fincas de la región, áreas de caza, ganado y solaz. Impera el silencio mientras deslumbra la magnitud de sus horizontes. Tierras labradas en materiales antiguos, procedentes de los episodios geológicos más remotos de la Tierra, su evolución en el tiempo ha dado origen a intensos procesos de mineralización que justifican la dilatada y abundante actividad minera de la zona.

El caso de Almadén es excepcional, como seguramente saben. Mas conviene conocerlo de cerca para darse cuenta de lo que representa un espacio minero asentado sobre la personalidad de haber sido desde la Antigüedad el lugar de producción de la mayor parte de la producción de cinabrio del planeta. Ello le convierte en un testimonio fidedigno de la Historia económica de España y, en cierto modo también, del mundo en la medida en que del mercurio obtenido en Almadén dependía la obtención de los metales preciosos – plata y oro – que durante siglos inundaron el comercio a partir de las riquezas extraídas del continente americano.

De su importancia histórica deriva su interés actual y, sobre todo, la utilidad y conveniencia de su conocimiento, que sinceramente les aconsejo. Y es que la visita a Almadén nos sitúa ante un escenario que impresiona y sobrecoge, ya que pone ante la mirada del viajero la realidad de lo que significa, sin paliativos, la actividad minera. Adentrarse en esa historia implica tomar contacto con todo lo que ese trabajo ha supuesto para las gentes que se dedicaban a él, mientras consumían sus vidas frente a la roca implacable. Es un monumento al esfuerzo humano, al sacrificio, a las privaciones, a la lucha por la supervivencia, al riesgo permanente. Clausurada la producción de cinabrio en 2001, en la actualidad los rastros de lo que aquello fue se ofrecen a través de una iniciativa de recuperación patrimonial abierta al conocimiento de la sociedad. No entraré en detalles, pues están bien recogidos en las referencias virtuales sobre el Parque Minero, cuidadosamente diseñado y a cargo de profesionales de calidad. Todo en Almadén funciona hoy en un clima de hospitalidad y reconocimiento al viajero que no resulta habitual. Mi mujer y yo lo hemos comprobado en un sinfín de detalles y manifestaciones.




Sí diré que cuando se recorre la ciudad, cuando se visita el Hospital de San Rafael, cuando uno contempla lo que queda de la Cárcel de Forzados (ignominiosamente destruida durante el franquismo, que utilizó presos políticos para trabajar en las minas), cuando entra en las galerías y observa el intrincado laberinto construido con un esfuerzo inimaginable, cuando se imagina las condiciones de trabajo en contacto con un material de altísima toxicidad, cuando todo eso se asimila e interpreta… no es difícil valorar lo que ha significado el trabajo humano a lo largo de la historia mientras evoca a esos héroes anónimos que dieron lo mejor de sus vidas para recibir poco, o nada, a cambio.





En fin, cuando visité hace unos días las minas de Almadén, y tras seguir por la prensa el escandaloso panorama de indecencia, vulgaridad y afán de lucro desmedido en que aparece sumida una parte sustancial de la política española, me vino a la mente la sugerencia de hasta qué punto no sería conveniente que quienes ejercen, o dicen ejercer, de esa forma el oficio de la representación ciudadana se diesen una vuelta por esa ciudad y contemplasen su historia, en la seguridad de que llegarían a conclusiones muy alejadas de lo que son sus pautas de comportamiento y que nada tienen que ver con el servicio público.
Y es que, en cualquier caso, la historia de Almadén es una lección, repleta de mensajes,  que no se olvida.


11 comentarios:

  1. España, esa gran desconocida para muchos de nosotros. Al menos alguno la visitamos en los libros, o como ahora en los blogs de gente que nos abre las puertas a espacios que de otra manera pasarían para nosotros desapercibidos.
    Gracias.
    -----------
    Y en mi blog:
    Fernando, entraste antes de que el caprichoso señor "Blogger" me permitiera ordenar los espacios en el post.
    Pero veo que tú también estás teniendo problemas con él.

    Tus palabras, como siempre me llenan de satisfación por contarme entre tus "familiares".
    Gracias a tí también por tu tiempo y todo lo que a través de esta pantalla compartes conmigo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Qué interesante este post sobre Almadén. Se ve que la Sierra Morena era toda una mina, de mercurio, de wólframio... ¿Diste con Candera? Si no existe, me pregunto a qué población se referiría mi tia... Sabemos que estaba cerca de Bujarón y de Andújar ¿Sería Almadén? Besotes, M.

    ResponderEliminar
  3. Fernando, de nuevo vuelvo a la lectura de mis blogs preferidos después de un tiempo alejada ... No conozco Almadén pero por lo que nos dices la vida allí, pendía de un hilo porque el peligro vivía constantemente entre ellos...Gracias Fernando por acordarte de esos hombres y mujeres que han dado a la humanidad parte del sufrimiento que han soportado durante sus vidas.... Y ya ves, ahora, desde los despachos cómodamente instalados se lo llevan calentito...Siempre he censurado estas injusticias pero de nada me ha servido así que desde aquí te doy las gracias por hablar en nombre de quienes no tienen voz para gritar.Que tengas un buen domingo y mejor semana.Un abrazo por acercarnos una vez más a la realidad.

    ResponderEliminar
  4. Ya te dije que era Cardeña.

    Mira en el Foro otra vez, pinchando en Merche y vete al final.

    Tambien desde el archivo de Irún me lo confirmaron.

    Quieres la carta?

    El propio Jaime, cuando era un niño de 8-10 años, vivió con sus padres en esa zona y se acuerda y sabe exactamente a qué pueblos se refiere su madre, que escribió sus memorias cuando tenía aproximadamente 80 años y en las que, bajo nombres ficticios, cuenta su vida. Si mal no recuerdo, el pueblo que ella llama Candera en realidad era Cerdeña, cerca de Montoro.. pero en fin, el propio Jaime os dará más explicaciones.
    BESOTES.

    ResponderEliminar
  5. Impresionante testimonio. Terrible, una vez más, es la historia de España

    ResponderEliminar
  6. Interesante, muy interesante el post. las minas de Almadén, que dede el colegio las tenía como faro lumninoso de la economía española, ahora, resulta, que esto...
    Hay muchas cosas que hasta que no se saben bien, es mejor tomarlas con cierto reparo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Almadén es conocido en todo el orbe por sus famosas y antiguas minas de mercurio. Así lo deja dicho Cayo Plinio Segundo en su Historia Natural:

    Teophrasto dice que noventa años antes de Praxíbulo, magistrado de los atenienses, el cual tiempo viene a ser doscientos cuarenta y nueve años antes de la fundación de Roma, nuestra ciudad, fue inventor del minio Calia, ateniense, esperando al principio poder sacar oro de la arena colorada en las minas de plata, y que éste fue su origen. Pero que ya se hallaba en España, aunque duro y arenoso.

    Es decir, las minas de Almadén, según estos datos, acaban de cumplir al menos dos mil trescientos cincuenta años. Llegan los participantes a estas Jornadas, por tanto, a un célebre y viejo rincón del suroeste de Castilla.

    Pero ¿por qué organizar aquí una reunión como ésta?. En estas minas de mercurio y bermellón debió existir ya mano de obra esclava durante la explotación romana en la época imperial. Mucho más numerosos fueron, sin duda, los forzados y esclavos que trabajaron en estas minas entre 1550 y 1800, primero para la familia Fugger y después para la Corona de España. Todavía en la posguerra civil (1940-1944) entre uno y dos centenares y medio de reclusos mineros trabajaron codo con codo con los operarios de Almadén para dar la mayor producción de mercurio de su historia. En estos tres días que pasaremos juntos en Almadén conoceremos más sobre ellos y sobre otros muchos forzados y esclavos que forman parte de la historia de España.

    ResponderEliminar
  8. Toda mi infancia y adolescencia transcurrió en un entorno minero. El recuerdo de las minas de lignito, que durante muchos años alimentaron centrales térmicas de mi tierra natal turolense, está indeleble en mi memoria. Hoy, algunas de estas minas, se han reconvertido en museos mineros y nos muestran las penurias por las que pasaron aquellos mineros de nuestras familias y entornos próximos. Absolutamente nada que ver con las explotaciones tecnificas actuales a cielo descubierto.

    En mi pueblo natal, el monumento al minero es la materialización símbólica de estos hombres que descendán a la entrañas de la tierra sufriendo penalidades desconocidas para muchos. No son pocos los que sufrieron consecuencias fatales. Un recuerdo para ellos y que la historia, que sólo describe hechos bélicos, los tenga presentes algún día...

    Un abrazo, Fernando

    ResponderEliminar
  9. Me ha impresionado enromemente esta frase: "Cuando se imagina las condiciones de trabajo en contacto con un material de altísima toxicidad, cuando todo eso se asimila e interpreta… no es difícil valorar lo que ha significado el trabajo humano a lo largo de la historia mientras evoca a esos héroes anónimos que dieron lo mejor de sus vidas para recibir poco, o nada, a cambio."
    No había pensado yo nunca todo lo que hay en el interior de las minas, de sudor y alma humana, allí enterrados de manera anónima. Es muy emotivo tu reportaje.

    ResponderEliminar
  10. Tienes razón MIGUEL VIVANCO. He entrado hoy a releer los comentarios y he leido el tuyo. Ya no me acordaba que tu me dijiste que era Cardeña. Gracias de nuevo por tu muy interesante información. Te aseguro que ya no lo olvido. Besotes, M.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta tu blog y la referencia que haces a Almadén. Te invito también a visitar un modesto blog sobre noticias y curiosidades de Almadén: http://mialmaden.blogspot.com

    Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails