18 de julio de 2013

Recordando a Gregorio Peces-Barba

Si las sociedades siempre han recurrido a referencias personales que, desde el punto vista ético y profesional, sean capaces de simbolizar los valores que dignifican el sentido de la convivencia, en nuestros días, y por razones bien conocidas, esta invocación se ha convertido en una necesidad. Nadie es indiscutible, nadie está exento de la crítica, obviamente, pero tampoco cabe duda que en la historia reciente de España pocas personalidades han merecido el reconocimiento, amparado en lo que han hecho por el mundo que les ha tocado vivir y por el legado que les sobrevive, que se otorga a Don Gregorio Peces-Barba Martínez, cuya labor como impulsor de la Revista "Cuadernos para el Diálogo", como ponente constitucional, como presidente del Congreso de los Diputados y como artífice y máximo responsable de la Universidad pública Carlos III de Madrid no admite sino parabienes y gratitud. 

El acto celebrado ayer en el Paraninfo de la Universidad de Valladolid, organizado por el Partido Socialista vallisoletano y al que asistí, fue buena prueba de ello. Las intervenciones de Virgilio Zapatero, de Elias Diaz, de Alfonso Guerra, de Marcos Sacristán, rector de la Universidad, y de Javier Izquierdo, Secretario provincial del PSOE y moderador del encuentro, dieron fiel testimonio de la figura del personaje, de su trayectoria profesional y política, de su coherencia intelectual, de su firmeza en la defensa de los Derechos Humanos y de su empeño a favor de la enseñanza pública. Bastaría traer a colación el perfil con el que fue identificado "como hombre de compromiso político, fortalecido por una concepción ética, humanista, democrática, defensora de los derechos humanos y del respeto al Estado social y democrático de Derecho" para compendiar en torno a estas ideas básicas lo que en estos momentos reclama una sociedad en la que muchos de estos valores y principios se encuentran gravemente lesionados. Recordar lo que significaron la vida y la obra de Gregorio Peces-Barba cuando se cumple el primer aniversario de su fallecimiento (24 de julio de 2012) ayuda a reafirmar las convicciones sobre las que descansa la dignidad del ser humano y de la acción pública al servicio de la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails