3 de septiembre de 2009

Algo muy importante ha sucedido en Japón. No lo perdamos de vista



Es un país lejano, pero de gran importancia en la historia contemporánea del mundo. Nuestras referencias sobre Japón son quizá las más numerosas y variadas de cuantas tenemos sobre Asia. Ciudades emblemáticas de ese archipiélago de sinuoso trazado y permanentemente amenazado por las convulsiones de la naturaleza afloran enseguida a nuestra mente a poco que nos detengamos a recordar. Los productos allí fabricados forman parte de nuestras vidas hasta el extremo que con frecuencia no sabríamos qué hacer si no los tuviéramos a nuestro alcance. "Esos jodidos japoneses, qué fuerza tienen", decía mi abuelo, lo que a mí siempre me creó en la infancia la sensación de que, efectivamente, eran los más fuertes del mundo.

De ahí que cuanto ocurra en Japón nos interesa porque de alguna manera ha de repercutir en el mundo y en su trayectoria. Por esa razón conviene reseñar el significado que tiene la victoria del Partido Demócrata, que acaba de ganar las elecciones, desalojando del poder al Partido Liberal, que ha gobernado el país durante 54 años. No es, desde luego, una revolución pero reviste, en mi opinión, una enorme trascendencia. Aconsejo leer el artículo publicado en la prensa española por el líder de la opción ganadora, Yukio Hatoyama, que en breve será primer ministro. Reconozco que su lectura me impresionó, por el lenguaje utilizado, por las ideas expuestas, por la coherencia de su pensamiento, por la actitud ética que transmite y por la sensación de cambio que en él se planteaba, y que en cierto modo supone, como se ha señalado por algunos medios europeos, “la entrada del Japón en una era nueva”.

Aparte de someter a revisión el modelo económico hasta ahora dominante, llama la atención la envergadura de las medidas sociales previstas: ayuda a las familias con hijos en edad escolar, protección a los hogares monoparentales, garantías para las personas jubiladas, apoyo a los pequeños agricultores, medidas a favor de los trabajadores, etc. Las criticas formuladas por el Keidanren, la principal organización patronal japonesa, demuestran la dimensión del viraje producido y la actitud de sorpresa provocada por una victoria que, aunque posible, no estaba asegurada. Habrá que seguir el proceso para ver hasta dónde llega y con qué problemas habrá de enfrentarse en una sociedad demasiado rígida y sometida durante décadas a patrones de gestión que relegaban a un segundo plano la dimensión social de las decisiones.

Varias preguntas parecen pertinentes: ¿asistimos en Japón a un fenómeno político similar al experimentado en los Estados Unidos?, ¿son en ambos casos el reflejo de una actitud crítica de las sociedades frente a los efectos más perjudiciales de la globalización?, ¿supone en los espacios afectados por el liberalismo a ultranza una recuperación de las posiciones defensoras del Estado del bienestar o, cuando menos, de no abandonar en tiempos de crisis los principios que abogan por la solidaridad con los más desfavorecidos?. Cuando Yukio Hatoyama tituló el articulo al que me he referido como «La llave de la fraternidad» es obvio que estaba pensando en algo más que en mantener una línea de acción basada en las premisas y en los objetivos del sálvese quien pueda.

Imagen: Perspectiva de Tokyo desde el Ayuntamiento, en el barrio de Shinjuku (2007)

13 comentarios:

  1. ¡Estupendo este viraje en la política nipona! No estoy muy familiarizada con la política del país del Sol naciente, pero por lo que tu dices, quizá entre este nuevo eje del Este y la política de Obama en el Oeste se puedan lograr conclusiones MUY interesantes para todos. ¡Ojalá! Besotes, M.

    ResponderEliminar
  2. ¿Realmente crees que algo cambió en el mundo con la victoria de Obama? ¿Realmente crees que algo puede cambiar en Japón con la victoria del Partido Demócrata?

    Como esta no es una entrada que hable de Obama no voy a extenderme mucho al respecto, pero te cuento que desde asumió hubo un Golpe de Estado en Centroamérica el cual no combatió (aunque haya dicho públicamente alguna que otra cosa en su contra, pensar que a Zelaya lo sacaron de Honduras en pijama y paso en primer lugar por un base norteamericana para después si llegar a Costa Rica, pensá que en Perú fueron asesinados por la represión militar y policial de ese país 400 indígenas y Obama ni lo mencionó en ningún discurso, pensa por último que generó tensión en la región, más precisamente en América del Sur por intentar utilizar 7 bases militares Colombianas además de aprobar que la cuarta flota de la marina estadounidense patrulle las aguas de estas tierras, podría seguir pero no tiene sentido, pero también recorda que hizo campaña prometiendo cerrar Guantánamo y no lo hizo, que dijo que nunca más un tribunal militar juzgaría a personas sospechadas y luego se echó para atrás, siguen habiendo denuncia de tortura y abusos por partes de las tropas norteamericanas, tanto en Irak como en Afganistán).

    ¿Qué podemos esperar de la victoria del Partido Demócrata? No se, espero que todo lo mejor para su país y para el mundo, nunca hay que perder las esperanza, ni apurarse en abrir un juicio, hay que dejar que trabajen, pero un país tan tradicional como este, cuna del capitalismo, participe del eje alemán y fascista, no se puede pretender demasiado.

    Espero que en Japón un nuevo sol nazca realmente y nos cubra, nos ilumine, poder económico, militar, culturar tienen para hacer lo que quieran. Ojalá así sea.

    Todo cambio es bienvenido y hay que apoyarlo. También depende de nosotros que el cambio pueda ser posible.

    Un saludo.

    HologramaBlanco

    ResponderEliminar
  3. El Japón del estereotipo ya se me estaba empezando a transformar en otra realidad, gracias a las informaciones que suministra Juan Masiá en sus publicaciones en La Verdad de Murcia.

    Tal vez sigamos sorprendiéndonos, tal como tú apuntas aquí.

    Es interesante que abramos la mirada, también hacia el Oriente. Nos queda aún mucho por aprender y hacer.

    [¿Sabías que en Japón están muy interesados en el proyecto de ley de la Comunidad de Andalucía para garantizar la dignidad durante el proceso de morir?]

    Los japoneses habrán copiado muchas cosas, pero tienen auténtica hambre de aprender de otros. ¡Nos llevan la delantera!

    ResponderEliminar
  4. ...Esperemos,que se cumpla con lo prometido;..que sea un verdadero cambio.Se debe estar atento.Gracias
    Besitos.Silvi.

    ResponderEliminar
  5. No estamos sobrados de líderes carismáticos que alimentan esperanzas y por eso hay que saludar con alborozo contenido la llegada de Yukio Hatoyama al poder tras tantos años de monocolor politico. El tiempo confirmará o no las ilusiones que tanto este político como Obama han despertado. Mientras tanto demósles espacio y tiempo para que puedan llevar a cabo sus promesas de proyectos solidarios.

    Tu artículo es muy posiivo y contagia ilusión. Gracias

    Um abrazp

    ResponderEliminar
  6. La importancia económica de Japón es incuestionable. Si su cambio de rumbo ayuda a controlar los desajustes del capitalismo salvaje, bienvenido sea.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Sólo el hecho de que se haya desalojado del poder a una gente tan largo tiempo apoltronada, esa ya es una buena noticia. Por poco que hagan, al menos serán cosas diferentes, y darán nuevas perspectivas a la población.
    Es cierto que estos lideres progresistas terminan defraudando a quienes esperan demasiado, pero me parece que hacen lo que pueden y lo que les permite la situación. Sin embargo, lo dicho, por poco que sea, ya serán pasos en el sentido correcto.

    ResponderEliminar
  8. Leí con mucha atención la publicación que recomendas y el comentario de Edgardo. Esperemos que cumplan y que no se queden sólo en palabras bonitas bien redactadas.

    Gracias por compartirlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Es un País contradictorio.. Un pie en la vida más vanguardista y otro bien asentado y sujeto a las Tradiciones ancestrales, donde la mujer sigue teniendo un papel díficil..
    Tambien tenrá que enfrentarse a las numerosas mafias..
    Le deseo toda la suerte del Mundo, la va a necesitar..

    Estupendo Post, Fernando.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. La verdad que extrañaba tu presencia, por suerte regresaste y yo al tanto de cosas que no me da el tiempo para leer.
    Creo que se esá dando un nuevo tiempo, que se debe hilar fino y estar al tanto de geopolitica mundial, para asi avisorar esos reflejos que tu tan bien explicas.

    Por acá se vislubran tenuemente, estos días he estado inmersa en oir todas las campanas que suenan por estas tierras.
    Me impacto estar presente en la reunion sudamericano y ver todas sus actitudes, ahí en vivo y directo, para eso sirve la tv.
    Y los periodistas no pudieron transgiversar nada. Se vió y escuchó.
    Los intereses son tan fuertes , que tampoco se pueden pretender cambios radicales, pero si comenzar a andar... esa es la esperanza.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. hola escritor,poeta y amigo!es un país que ha renacido de la desgracia ....y es potencia como tú dices a tener en cuenta...
    buen post.
    besotes.
    silvia cloud

    ResponderEliminar
  12. Estaremos pendientes de los japoneses.

    Un abrazo...!

    ResponderEliminar
  13. Japón nos suele quedar lejos si exceptúamos a los que hacen turismo por Barcelona tomando fotos de manera compulsiva.
    Gracias por tu post que nos acerca a una realidad política desconocida para mi.
    Por cierto, el otro día leía, no si si era puro amarillismo, que la primera dama está convencida de haber sido abducida por un OVNI y que conoció a Cruise en otra vida.
    Entre tanta mala noticia esa me hizo sonreír.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails