18 de agosto de 2008

¿Cómo olvidar la voz poética del pueblo palestino? ¿Cómo no rendir homenaje a la figura de Darwish?

Nunca le dieron el Premio Nobel, aunque muchas veces se habló de que lo merecía. ¿Se imaginan ustedes las reacciones de algunos si eso hubiera ocurrido?. En pocas ocasiones fue invitado a los principales foros de encuentro de los grandes de la poesía, porque su presencia incomodaba a esos anfitriones u organizadores tan aficionados a la insustancial sonrisa de quienes sólo se afanan en complacer a los que mandan. Sus versos no han solido figurar en los suplementos literarios que semanalmente orientan al lector hacia lo que se debe leer, bajo la mirada siempre atenta de las editoriales que pitan y junto a las sesudas reflexiones de las firmas omnipresentes. Demasiado vacío, demasiada indiferencia, excesiva incomprensión. Muy pocos se atrevieron a otorgarle en vida el reconocimiento que, con enorme discreción, se le hace cuando ya ha dejado de existir. Su desaparición ha pasado sin pena ni gloria, pero yo quiero recordarla y dejar constancia de lo que significan la labor y el mensaje del inmenso poeta fallecido.

Ha muerto, a los 67 años, Mahmoud Darwish, la voz poética y rebelde del pueblo palestino, el autor de la Declaración de Independencia de Palestina, leida por Yasser Arafat en 1988. Nacido en un pueblo de Galilea, arrasado y desaparecido tras la ocupación, Darwish ha sido en el mundo uno los símbolos más representativos y prestigiosos de la cultura árabe sojuzgada hasta la vergüenza en la tierra doliente de Palestina. Durante años residió en Paris, donde siempre encontró el apoyo y la solidaridad que todavía suele deparar la capital francesa cuando se trata de proteger los valores culturales dignos del máximo reconocimiento. Sin embargo, esperanzado, a mediados de los noventa regresó a Gaza para instalarse definitivamente en Ramallah, una de las ciudades más castigadas de la Cisjordania ocupada. De su dura experiencia en ella me ha hablado en alguna ocasión mi buen amigo Sulyman Nayati Jabari, prestigioso médico de origen palestino, que reside en Valladolid y que me mantiene al día del transcurso de la terrible tragedia de su país natal. En medio de esas tensiones fraguó Darwish su poesía, que en 2004 Holanda honró con el Premio Príncipe Claus al considerar que la labor literaria de este autor "era impresionante". Centrada en la tragedia del exilio, dejó escritas estas palabras sobre la esperanza:
« Sufrimos de un mal incurable que se llama esperanza. Esperanza de liberación y de independencia. Esperanza de una vida normal, donde no seremos ni héroes ni víctimas. Esperanza de ver a nuestros hijos ir sin peligro a la escuela. Esperanza para una mujer encinta de dar a luz a un niño vivo, en un hospital y no a un niño muerto ante un puesto de control militar. Esperanza de que nuestros poetas consigan ver la belleza del color rojo en las rosas en vez de en la sangre. Esperanza de que esta tierra vuelva a encontrar su nombre original: tierra de amor y de paz. Tierra, al fin y para siempre, de hombres y mujeres libres”.
NOTA: Tal dia como hoy, hace 72 años, asesinaron a Federico García Lorca en su Granada. Que nadie olvide esta fecha.

4 comentarios:

  1. Carmen Yesa19/8/08 10:29

    Gracias por mencionarlo. Hermosa y sentida descripción, como todas las tuyas. ¿Sabes si su obra está traducida en España?. Me encantaría leerla, ya que mi francés es bastante malo.

    ResponderEliminar
  2. _¿Cuantos poetas. escritores, filósofos, médicos, científicos...etc han dejado la esperanza enterrada en su propia sangre?.., cuantos poetas mal avenidos en épocas donde el resentimiento de aquellos que mandaban y ordenaban no entendía del respeto por la vida humana. Hemos y estamos aguantando todavía mucha dictadura, soy Española pero sin embargo cuando veo otros países en guerra, viviendo una dictadura no considero que esté muy lejos de ellos, los libros y la historia me ayudan a ser capaz de entender y saber que no somos nada, tener los pies en la tierra. Cuanta miseria, cuanta mentira todavía nos queda que soportar...infinita, porque ser el humano es egoísta por naturaleza, es el virus de esta Tierra, nos matamos entre nosotros mismos y aniquilamos aquello que tiene un valor y no depende de nosotros. Espero que como bien tú dices la figura de Darwish no se olvide, realmente quedará donde merece la pena que esté. Como ya te dije en el primer comentario tienes un blog para mi con mucho valor, donde aprendes cosas...fíjate que maravilla", un abrazo, didi

    ResponderEliminar
  3. Es una lástima no haber oido hablar nunca de Darwish, yo, por lo menos lo desconocía. Gracias por hacer que le conozcamos mejor y querer leerle. Besotes, M.

    ResponderEliminar
  4. En este enlace hay un buen post sobre el poeta de la resistencia.

    http://generaciondelaamistad.blogspot.com/2008/08/homenaje-mahmud-darwish.html
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails