8 de agosto de 2008

Las incoherencias de George W. Bush o el cinismo como profesión

Sin duda hay dirigentes políticos con proyección internacional que están moralmente legitimados para hacer cuantos reproches o críticas deseen a la política interior de la República Popular de China respecto a las vulneraciones que comete con los derechos humanos y las libertades de sus ciudadanos. Los hay y los hemos oido, con respeto y reconocimiento, cuando se han pronunciado claramente en esta dirección.
Ahora bien, ni agradecimiento ni crédito alguno merece la actitud manifestada sobre el particular por George W. Bush, quien a su llegada a China, para asistir a los Juegos Olímpicos 2008, ha vertido una proclama, ampulosa y fatua como todas las que pretende hacer, sobre la finalidad esencial de su viaje al pais de Confucio: denunciar los incumplimientos de los derechos humanos y recabar de las autoridades de Pekín una postura favorable a su toma en consideración. Mayor cinismo y desvergüenza no caben en quien, amén de ser valorado como el más funesto Presidente en la historia reciente de los Estados Unidos, pasará a la historia como lo que realmente es: como el transgresor más reiterado y virulento de la legalidad internacional y de las garantías legales debidas a los seres humanos.
No hay que hacer excesivo esfuerzo de memoria para identificar a George W. Bush con referencias fatídicas y aterradoras cuando de vejaciones sistemáticas a los derechos humanos se habla. Nombres asociados a las torturas y ultrajes cometidos durante su mandato en la base de Guantánamo, en la isla de Diego García, en la prisión de Abu Ghraib, en los barcos utilizados como cárceles secretas, sin olvidar los vuelos irregulares de transporte de personas organizados por la CIA, los bombardeos indiscrimados contra población civil en Irak y Afganistán, las infames mentiras y falsedades esgrimidas para justificar una guerra ilegal y la invasión de un país al margen de la legalidad internacional, o las numerosas penas de muerte ejecutadas durante su época de gobernador de Texas.
¿De qué derechos humanos habla este siniestro y vulgar personaje, cuando en las postrimerías de su mandato trata de lavar la cara y de ofrecer una apariencia de honorabilidad, que le exima de una trayectoria vergonzosa para la imagen y el prestigio de Estados Unidos, como bien ha señalado no ha mucho Nancy Pelosi, Presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, quien le ha calificado como de “fracaso total”?. ¿O es que se cree el chico del rancho de Crawford que el mundo no tiene memoria y que, aunque al final quede impune, siempre colocará en sus hombros y en su recuerdo la impronta de la ignominia y la indignidad? ¿A quién quiere engañar ese miserable, que además deja la economía de su país y la del mundo hecha unos zorros?

8 comentarios:

  1. Bush es parte fundamental de la peor política que hemos vivido desde el ámbito democrático. Millones de personas deseamos fervientemente que finalice su mandato.
    Abrazos,
    Diego

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. En China se trata a disidentes y discrepantes de manera parecida a la de Irak. ¿no?
    Pues ¿por qué no le mete a sus marines en vez de irse a hacer la foto con el mandamás?

    ResponderEliminar
  3. Es como oir hablar a Bush de paz o de tolerancia... no tiene sentido.
    Este personaje ha desmontado en ocho años muchas de las cosas que llevaban décadas fraguándose. Mejor que se vaya y cierre el pico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que ha este elemento le pasa lo que a otro que andaba por aqui del que dice que es amigo, no les cree nadie y todos sabemos lo que son.
    Dejarle divertirse otro poco y si tenemos suerte, no, nos dejara, metidos en otro lio.
    Ahora que china nos ha dejado con la boca abierta en la ceremonia inaugural,lo mismo se cabrea se entrevista otra vez con el lama y dentro de cuatro dias ya estamos enzarzados.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Fernando. Aquí Manzacosas. Aunque te parezca raro, me cuesta acceder en tu blog tener acceso a este apartado de comentarios. aprovecho este insomnio de hoy y lo encuentro. Quería decirte que lo que indicas sobre Bush me parece sencillamente valiente y oportuno. Ojalá este espíritu crítico tuyo sea imitado. Un saludo. Manzacosas

    ResponderEliminar
  6. Tambien estoy teniendo muchos problemas para acceder a los comentarios, querido Fernando, y en mi último post muchos no aparecen imprimidos... Referente al criminal ese, la prepotencia de la ignorancia y de la ignominia no tiene límites... ¡¡Estoy deseando que desaparezca de una vez por todas!! Besotes, M.

    ResponderEliminar
  7. DIEGO. Compartimos sensibilidades, compartimos objetivos. Para mí es una auténtica satisfacción. Un fuerte abrazo

    CECILIA. Siempre ha habido dos varas de medir en esto de los amigos y los enemigos. Recuerda aquello que dijo Truman: "Somoza es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta". Así de sencillo. Y si encima nos compra aceite de cacahuete, pues estupendo

    JAVIER. Tienes razón, Javier. Cuando más reposadamente se haga la historia del mundo durante estos años y se abran los archivos que hoy permanecen secretos vendrá, como dice el Apocalipsis, el "llanto y el crujir de dientes". Un cordial saludo. En Septiembre serás más libre

    LUIS. ¿Qué te voy a decir Luis que no hayamos comentado tantas veces?. Al final la verdad se acaba imponiendo y cada cual queda en el sitio que merece. Creo que la persona de Bush está hundida como jamás lo ha estado la de ningún presidente de USA y las declaraciones de Pelosi en la Cámara dan buena idea de la opinión autorizado que hoy merece ese sujeto. Ya solo nos resta confiar en que Obama, si sale, dignifique un poco la Casa Blanca. Un cordial saludo

    MANZACOSAS. Un placer leerte de nuevo. Te agradezco el comentario, y me alegra compartirlo contigo. La verdad es que no es fácil encontrar a nadie que pueda respaldar lo que ha hecho Bush. Creo que el Sr. Aznar López, que ha preferido trabajar para Murdoch que ser Consejero de Estado, se ha quedado solo en esa empresa. El sabrá lo que hace y porqué y para qué lo hace. Siento lo de tu insomnio. Quizá sea el verano. Pero, por favor, no te desveles por mi culpa. Ignoro porqué hay problemas para acceder a este blog. Espero que se resuelvan por su propio peso.

    MERCHE. Cómo lamento lo que dices, pero, como le he comentado a nuestro amigo burgalés, ignoro las causas técnicas que impiden un acceso normal. Trataré de resolverlo, aunque no sé cómo. Pero lo que más sentiría es no leerte, cosa que afortunadamente no pasa. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Comparto punto por punto todo lo que dices del sujeto Bush. Lamentablemente, este cinismo es muy propio de la clase política, tanto de derechas como de izquierdas, al menos de aquellos que tienen más poder.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails