30 de octubre de 2009

Todo vale para preservar el patrimonio y las identidades culturales

Iglesia Parroquial de Santo Tomás en Orgaz (Toledo), inaugurada en 1763 y obra de Alberto Churriguera
-->
Por motivos profesionales he visitado la región de Castilla-La Mancha durante unos días y, como es lógico, no he querido perder la oportunidad de descubrir lugares y paisajes que hasta ahora desconocía y que merecen ser incorporados al ámbito de la curiosidad. Una curiosidad que conviene mantener siempre viva para darnos cuenta de que, más allá de nuestros horizontes habituales, existe un mundo inmenso, repleto de detalles y experiencias que nos permiten, al tiempo que relativizar lo nuestro, valorar lo que tienen los demás, que acabamos también asumiendo como propio, pues nada más necio que la exclusión de los valores ajenos.

Siguiendo una ruta improvisada, el viajero se topa de pronto con la villa de Orgaz, de la que no hablaré salvo para decir que sinceramente me impresionó, por su riqueza arquitectónica y la calidad de su centro histórico. Además, ¿quién no evoca de inmediato el famosisimo y sobrecogedor cuadro de El Greco con la escena que inmortaliza el entierro del conde que lleva el nombre del lugar?. Son tierras de la Mancha, de Castilla La Nueva, tierras de encuentro y confrontación en la Edad Media, espacios de recompensa y dádivas generosas para quienes ayudaron a los monarcas cristianos en su empeño por desalojar a los árabes que tanta impronta dejaron en los escenarios que drenan el Tajo y el Guadiana. Bastará, en fin, recurrir a las numerosas descripciones que sobre esta población se vierten en las guias de todos los formatos para percatarse del interés que les debiera suscitar si se adentran en la llanura toledana antes de acceder a los Montes que, desde el espectacular mirador de Los Yébenes, nos abren camino a espacios que identificamos ya con las características propias del sur peninsular. Suelos cubiertos por dilatadas plantaciones de olivo, que nos anticipan los paisajes que tanto cautivan a nuestro admirado Cornelivs.


Cartel anunciador en un pequeño comercio del centro de Orgaz de la obra
con la que se trata de apoyar la recuperación de los hornos de cal

Pero de lo que nunca tratan las guias es de los pequeños mensajes que uno descubre mientras callejea sin encontrarse con más compañía que la luz del Sol y el paso cansino de los paisanos sigilosos. Y porque nadie habla de estas pequeñas cosas, lo haré yo, pues creo que vale la pena difundirlos. Es la primera vez que me he encontrado con el nombre de Jesús Gómez Fernández-Cabrera, a quien no conozco, aunque las averiguaciones efectuadas a través de la red le identifican como un cualificado documentalista. En esta ocasión me detengo en su persona por la generosidad que ha puesto en hacer uso de su trabajo de erudición sobre la villa de Orgaz, recogido en un libro que quizá él habrá costeado, para con el producto de la venta, apoyar la recuperación de las “caleras”, que al parecer, y aunque se trata de una labor históricamente muy profusa en el espacio, dieron personalidad, trabajo y peculio al pueblo en el pasado; tanto que el municipio ha erigido una estatua al profesional del oficio.


Monumento a "el calero"
Hoy esos hornos abandonados se muestran como el testimonio de un pasado que ha dejado su huella en manifestaciones dispersas de un valioso patrimonio fabril que se trata de recuperar para que no se pierda la memoria de aquello que en otro tiempo tuvo su razón de ser y que hoy trasciende al recuerdo nostálgico para convertirse en un elemento cultural vivo a la vez que señuelo turístico. Algo comprensible en estos tiempos de sensibilidades potenciales en los que el turismo es el espejo en el que se miran los territorios para rentabilizar lo que tienen y, en muchos casos, para sobrevivir.

13 comentarios:

  1. Preciosos sitios los que nombras y maravilloso comentario, amigo Fernando.

    Gracias por acordarte de mi. Si, ese paisaje de olivos me cautiva, querido Fernando...son los olivos de mi tierra madre, la que me vio nacer y que, seguro, también albergarán mi eterno sueño algun dia.

    Un enorme y cariñoso abrazo, Fernado.

    ResponderEliminar
  2. Es un placer leer tus descripciones. Una literatura que hace transportarse ahora mismo allá donde estuviste. Así da gusto.
    Una maravilla.
    Un abrazo,
    Borja

    ResponderEliminar
  3. Como siempre, estupendo post sobre tu periplo castellano-manchego. La primera foto de Maqueda ¡lástima que se vea una grua! y ese árbol muerto... Besotes, M.

    ResponderEliminar
  4. Hola solo quiero dejarte un saludo, continuo con la gripe, hasta pronto.

    ResponderEliminar
  5. Hola, don Fernando, ya era hora, se notaba tu ausencia… y se echaba en falta tu presencia.

    A mí me llamó siempre la atención en mis viajes familiares a Alicante la cantidad de hornos de cal que se encadenaban por Cuenca y Albacete a lo largo de la carretera. Ahora me entero por ti que fui toda una industria en esa región castellano manchega.

    Sigo a la espera de otras cosillas que nos cuentes de este periplo tuyo por las tierras siempre hermanas de La Mancha.

    ResponderEliminar
  6. Amigo Fernando, es una región a la que le tengo especial cariño y que voy conociendo poco a poco. Tenemos familia en Albacete, pero eso no es lo principal, sino lo atractivo que es el paisaje manchego, la belleza de la Sierra, los pueblos recios y sobrios, llenos de preciosa arquitectura, la gente silenciosa pero acogedora, incluso el clima, que tanta gente detesta, a mí me encanta. Y todo lo que nos queda por descubrir. Todo un mundo.

    ResponderEliminar
  7. Todo los lugares citados los conozco, me alegro de que me los traigas a la memoria, las raíces profundas nunca acaban de ser arrancadas por mucho que hayamos echado otras nuevas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Castilla-La Mancha: es una de las comunidades que conozco menos, pero aún hay tiempo. Tus entradas animan a llenar estas lagunas.
    Un abrazo y, otra vez gracias, por lo que tú sabes.

    ResponderEliminar
  9. Precioso post. Después de leerlo me han entrado ganas de darme una vuelta por estos pagos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Buena tierra y mejor gente la de Toledo, aunque conozca mejor la zona Noroeste de la provincia, (Talavera) trabajé allí varios años. Toda la provincia tiene mucho que ofrecer. La foto del calero, con el fondo azul y la luna, expectacular.

    ResponderEliminar
  11. hola escritor,poeta y amigo!gracias por compartir estos bellos lugares y tus comentarios....
    que suerte la tuya poder disfrutarlos...
    besotes...
    cuidate.
    silvia cloud

    ResponderEliminar
  12. Gracias Fernando por acercarnos estas bonitas tierras que no conozco.
    Siempre digo:
    Si alguien las enseña yo las veré y habré estado ahí.¡Gracias!

    Un beso desde el Cinca Medio.
    Monzón (Huesca)

    ResponderEliminar
  13. Hola, queria invitarte a que agregues tu blog a espainfo.es
    es un directorio de webs y nos gustaría que estuvieras.
    saludos

    Diego

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails