31 de enero de 2009

Los rostros de la crisis: miradas de estupor, actitudes de impotencia, gritos en defensa del trabajo


Como un mazazo, una verdadera conmoción. Miradas en las que se pueden percibir todas las sensaciones humanas que derivan del desconcierto, la rabia y la impotencia. Son los rostros de los trabajadores, mayoritariamente mujeres, de la empresa Sitel, subcontratada por Ono, y radicada en el Parque Tecnológico de Boecillo, en Valladolid. Llegaron, como cada mañana, a trabajar con la luz del día. Nadie les había advertido de nada. Durmieron tranquilamente con la confianza de que, al día siguiente, el trabajo les esperaba.

Llegaron a la hora y se encontraron las puertas de la empresa cerradas, infranqueables ante la presencia de un retén de seguridad que no decía nada; se limitaba simplemente a impedir el acceso. Entraron de dos en dos, custodiados, para recoger la carta de despido que ya estaba preparada, firmar de inmediato el finiquito, retirar sus efectos personales y regresar a la puta calle. ¿Cabe mayor humillación?. Sorpresa, conmoción, impotencia. Rabia y sensación de pánico ante lo que se les viene encima. Son 295 trabajadores, que pierden su trabajo. La mayoria llevaba más de seis años en la empresa. Cobrarán ocho días por año trabajado. Sin más contemplaciones.

Hay quien obscenamente desde su posición de funcionario o de teórico ferviente de la economía de mercado habla de la necesidad de eliminar "rigideces" del mercado de trabajo, flexibilizando las contrataciones y abaratando el despido. Lo piensan, lo dicen y lo escriben sin rubor, con el mayor desparpajo del mundo. ¿Qué queda de los derechos de los trabajadores, fraguados con sudor, sangre y lágrimas durante más de dos siglos?, ¿a dónde aparecen relegados la dignidad humana y el derecho a ser tratado con dignidad?. Pero, ¿qué coño está pasando aquí, cuando todos nos las prometíamos tan felices como potencia mundial reconocida?; ¿para qué ha servido la Carta social europea y la aplicación de los principios constitucionales?. ¿Y el Estado de Derecho?, ¿y la lucha sindical?. Sobrecoge contemplar la mirada de los trabajadores sin trabajo, asustados, sin capacidad para reaccionar, como si estuvieran sumidos en un sueño del que pronto quisieran despertar.

Mas no es un sueño, amigos, es la terrible realidad de un tiempo que nos retrotrae a situaciones que creíamos ya superadas. Situaciones en las que la falta de expectativas y el temor a la pérdida del puesto de trabajo llevan al llanto en un grito desesperado.


La fotografía que encabeza esta entrada es de Ramón Gómez, y ha sido publicada en El Norte de Castilla (Valladolid) en su edición de 30 de Enero de 2009. La de abajo alude a la manifestación de los trabajadores de Renault España en Valladolid el dia 4 de Febrero de 2009. Ha sido realizada por Gabriel Villamil y publicada también en "El Norte" el 5 de Febrero.

28 comentarios:

  1. lA SITUACIÓN SE ESTÁ HACIENDO INSOSTENIBLE PARA LOS TRABAJADORES, LAS EMPRESAS ESTAN DESPIDIENDO AL PERSONAL SIN NINGUN ESCRUPULO. ES INCREIBLE LO INJUSTO E INHUMANO QUE ES SIEMPRE PARA LOS MISMOS. UN BESO

    ResponderEliminar
  2. Escalofriante la foto y al escuchar esa noticia en la SER, me quedé de hielo. ¡¿A dónde vamos a llegar?! Qué crueldad. Como las cosas sigan así, pronto veremos una revolución ciudadana contra estos directivos y políticos desalmados...que vayan temblando...porque se lo merecen. Besotes, M.

    ResponderEliminar
  3. Se me ha quedado el ánimo parejo con los rostros de la foto.

    ¡Y pensar que esto va a ser normal durante esta crisis me hunde en los más siniestros pensamietos!

    Da toda la impresión de que lo que van a hacer es lo mismo con otra cara, en lugar de plantearse unos nuevos fundamentos para el sistema. De modo y manera, Fernando, que esto va a seguir muy "parecidamente".

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  4. Que no es una crisis real, que lo digo aquí y lo repito, sino un reajuste del sistema capitalista, objetivida en la palabra "crisis" para que la gente tenga un ente abstracto, impune, ajeno, a quien culpar. Es más grave de lo que parece. Claro que no están dispuestos a cambiar el sistema, no pueden, no saben, no quieren. Y como dice Isabel, la situación puede llegar a ser insostenible. Habrá violencia si sigue la injusticia.

    ResponderEliminar
  5. Ayer supe que los redactores del diario Metro en Madrid fueron asaltados en su sede, un día de trabajo normal, por unos dueños venidos de fuera, y despedidos sin explicaciones. ¿Es la crisis? ¿O es más bien el oportunismo de quienes no teniendo problemas económicos han decidido no perder ni un céntimo de sus ganancias?
    Porque tengo la sensación de que no son los apuros empresariales los que están condenando al paro a mucha gente sino la avaricia que impide a los que antes obtenían enormes beneficios mantener el barco a flote hasta que amaine el temporal.
    La crisis, en todo caso, no se solucionará creando parados y necesitados sociales. Más bien, supongo yo, la agravará.

    ResponderEliminar
  6. " Pero, ¿qué coño está pasando aquí, cuando todos nos las prometíamos tan felices como potencia mundial reconocida?; ¿para qué ha servido la Carta social europea y la aplicación de los principios constitucionales?. ¿Y el Estado de Derecho?, ¿y la lucha sindical?."

    Creo que han hecho con ellos un largo pergamino y se lo han fumado , de todas maneras la lucha por los derechos nunca termina siempre hay perversos en el poder que avalan estas cuestiones , creo que hay que revelarse y apelar a la cratividad conjunta a no bajar los barzos a seguir por encima de todo lo difícil que vendrá , mantenerse unidos y sacar toda la fuerza y creatividad que uno pueda no detenerse , para poder también trasmitirles nuestros hijos que si uno no se rinde ,se puede salir adelante.Un abrazo desde esta isleña mañana de sol

    ResponderEliminar
  7. Pues Fernando, creo que debemos acostumbrarnos porque será lo que vaya pasando durante los próximos meses en cada vez mas empresas. Eso si, ninguno de los directivos perderá dinero o los cesarán por una mala gestión. Aquí solo se cargan a "los curritos pringaos".
    Mas sangrante me ha parecido la actitud de los bancos esta semana. El Santander y el BBVA ni cortos ni perezosos han hecho publicos sus resultados del año pasado dejando unos balances ampliamente positivos, eso si, pobres, han ganado menos que otros años. El colmo!!! Entiendo que tienen que comunicar a sus accionistas el resultado de las cuentas, pero hombre, un poquito de decoro, que no está el horno para bollos.

    ResponderEliminar
  8. Tendrá que llegar los días en que las crisis no las paguen los de siempre...
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. La situación se está volviendo insostenible. Muchas empresas están aprovechando el tirón para soltar lastre, con argumentos que no se sostienen. Y las instituciones, a callar, y a esperar, a ver si la cosa se reajusta y luego señores, aquí no ha pasado nada. Lo peor de todo es que en las siguientes elecciones nadie va a hacer plantón...

    ResponderEliminar
  10. Es indignante.

    Acá pasa algunas veces con las máquilas koreanas que al cumplir los años de gracias que les da el gobierno (en los cuales no pagan impuestos) el día menos pensado se van del país dejando hasta la maquinaria cuya inversión ya han recuperado, no pagan ni un centavo y no dan explicaciones y nadie puede hacer nada.

    Y todavía algunos aseguran que las doctrinas de libre mercado disfrazadas de "pago por productividad" y otras sandeces, nos sacarán adelante como nación.

    Nuestra sincera indignación sirva de apoyo moral a los despedidos.

    Saludos don Fernando y gracias por publicar estas noticias para que tengamos conciencia como mundo.

    ResponderEliminar
  11. hola escritor,poeta y amigo! es terrible lo que les esta pasando...
    aqui todos los días se quedan trabajadores en la calle...y tampoco se oye la voz de los gremialistas que deberían salir en su defensa...
    porque siempre pagamos los mismos...
    la riqueza está muy mal distribuida...
    pero mientras unos sufren hay otro monton de piolas que enriquecen su patrimonio con las desgracias ajenas..
    ojala llegue el día en que esto termine.porque no hay mal que dure cien años,ni cuerpo que lo soporte.
    besos.
    silvia cloud

    ResponderEliminar
  12. Impresionante. La fotografia, efectivamente, lo dice todo.

    Y segun dices, nadie les advirtió de nada.

    Pero, por favor, ¿en que epoca vivijmos?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Querido Fernando, como se dice: "Donde vamos allegar..."

    Son personas con nombre y apellidos, con ilusiones de progresar de realizar bien su trabajo, con unos gastos que no entienden de crisis. ¿ Por qué?
    Para las empresas somos números, no importa lo que hay detrás de cada familia.
    Solo somos números.
    ¡Que triste!
    Mi apoyo a todos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Es cierto, da pena, muchas de esas personas han dedicado toda su vida y cuando los despiden Qué. Nadie estamos seguros, hay muchas empresas se están aprovechando y largando ERES, para llevarse las empresas a países donde la mano de obra es más barata. La cochina avaricia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Malbicho, no estoy de acuerdo contigo. No debemos acostumbrarnos. Yo al menos no me voy a acostumbrar nunca. Sin embargo, aunque parezca paradójico, tampoco me sorprende nunca.
    ¿De quién es la empresa? Muchos trabajadores están de acuerdo con la propiedad privada de los bienes de producción. Vale, pues si la empresa es del señor o señores Sintel, tienen derecho a despedirlos. Es una barbaridad que los financieros y los empresarios se hayan subido a la chepa del mismísimo Estado. En realidad es el poder económico el que manda.Se trata de una tiranía (sin tirano) oculta tras una democracia (¡falsa, pues!). No me acostumbro a esta tiranía, ni al despotismo de los empresarios, ni al cinismo de los políticos, ni a la complicidad de los que, siendo meros trabajadores, simples ciudadanos, se prestan a este juego canalla vigilando, impediendo que entren, prepararando los papeles del finiquito; ni me acostumbro a la pasividad y a la resignación de la gente. No me acostumbro al miedo de todos.
    Lo peor es que esto se hace porque se puede hacer. Y todos, de una forma o de otra, lo consentimos. ¿Miedo? Sí. "El miedo nos hace esclavos" --repite (porque es una vieja cita) el último replicante (Rutger Hauer) al Blade Runner (Harrison Ford).

    Gracias por la noticia.

    ResponderEliminar
  16. Mas que sueño pesadilla, pero no d las que al abrir los ojos desaparecen... eso es lo malo.
    LLevo todo el día haciendo un trabajo de economía con mi hija y si algo he sacado en claro es que esto irá a peor ...
    Y, ¿Qué se puedo hacer?
    Es tan duro ver a tanta gene sufrir así..
    besos Fernando

    ResponderEliminar
  17. Horror de horrores, Fernando. No se debería de permitir semejante barbaridad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Cuando ví la noticia por la tele no me lo podía creer Fernando, a unos animales les hubieran tratado mejor, es increíble como se ha portado esta empresa con sus trabajadores, no hay derecho, desdeluego la fotografía lo dice todo.

    ResponderEliminar
  19. Hasta aquí hemos llegado y ¡lo que tendrán que ver nuestros ojos! todo ello cobijado en el oportunismo empresarial, el consentimiento estatal, el acomodo proletario...porque la prole parece haberse olvidado de su origen. Muchos parecen pasar del asunto hasta...que les toca el turno, como en el poema.
    Besos para todos PAQUITA
    (te lo copio y lo publicaré en fecha cercan en mi blog, salvo que no lo apruebes. Tú me dirás)

    ResponderEliminar
  20. Es una actitud cobarde. No han tenido la decencia de tratarlos como personas y de avisarles previamente.

    Totalmente de acuerdo, es obsceno.

    ResponderEliminar
  21. De verdad cuando lo leí quedé indignada, alucinada, muy fuerte lo que han hecho de una manera fea, sucia y humillante. La foto lo dice todo, creo que todos haríamos la misma cara si nos hubiese pasado. Qué poco se ha valorado a los trabajadores, ¿quién nos protege ante estos actos tan ruines?...
    Besos, Rachel

    ResponderEliminar
  22. puedo entender las razones de los empresarios, no soy tan imbécil como para pensar que una empresa en pérdidas se mantiene de la nada. Pero, incluso en las peores situaciones, un gran gestor ha de acordarse de cerrar todos los flecos con dignidad y eficacia. Lo que han hecho en ONO puede ordenarlo cualquier anormal recién salido de la carrera. Un gran gestor hubiera sido grande hasta en el despido de los trabajadores. Pero ya no quedan gestores. Ahora sólo hay lacayos contratados especialmente para hacer la "limpia" a cambio de un sueldo mercenario. Ya no hay gente que se deja la vida por los beneficios, sí, pero también por construir una pequeña sociedad en la que tengan sitio jefes y empleados. La empresa familiar murió. Sólo quedan campos de concentración.

    ResponderEliminar
  23. Fernando creo que te interesará leer estos dos posts: "The Obama Regime and Israel" en el blog: http://northshorewoman.blogspot.com/
    Y otro (en entradas antiguas) http://www.lapicesparalapaz.blogspot.com/ "Obama y los tiempos oscuros" Besotes, M.

    ResponderEliminar
  24. Fernando, paisano... cuanto tiempo sin poder leerte, snif, veo que como siempre tu blog es de lo más humano que corre por la red de redes, (sin duda un fiel reflejo de tu persona), como ves hoy que dispongo de un poco de tiempo mi visita aqui es obligada, por que os echo de menos y por que siempre aprendo cosas leyendote. Un fuerte abrazo y sigue así que somos muchos los que te seguimos.

    ResponderEliminar
  25. Realmente estupor....

    No se porque me acuerdo de María Antonieta y su época.

    Cariños

    ResponderEliminar
  26. Que tristeza, cuanto dolor, cuanto desconcierto en esas caras!
    Pobres muejeres! como volver a sus casas? cómo levantarse al otro día?

    un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  27. INDIGNANTE, VERGONZOSO... no tengo palabras para esta noticia que escuché y que me quedé parado completamente. ¿Dónde están los sindicatos? ¿Qué opinan de esta degradación los empresarios que piden "flexibilidad"? ¿más aún????
    Una vergüenza
    Saludos y salud

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails