15 de mayo de 2012

La Educación: una prioridad al comenzar el mandato


Lycée Champollion en Grenoble 


" L'école doit être assurée de ses ressources, on ne peut pas enseigner correctement sans un encadrement suffisant pour nos enfants"(...)  "C'est la raison de mon engagement, et je le réitère aujourd'hui comme président de la République, de recruter 60.000 personnels de l'éducation sur la durée de mon mandat".  Con estas palabras, el primer mensaje que François Hollande ha dirigido a su país tras tomar posesión como Presidente de la República Francesa ha estado dirigido expresamente a la Educación, con palabras que deben ser grabadas en la fachada, si es que existiera, del edificio que simboliza la Unión Europea. Oír un discurso así nos reconcilia con la política, nos acerca a los valores que representa el mejor poder democrático al servicio de la ciudadanía, nos revela hasta qué punto no todos los políticos ni todas las opciones son iguales.

Acabo de contemplar el acto institucional de investidura en el Palacio del Elíseo. Nada de cruces, nada de biblias, nada de juramentos. La bandera tricolor y el himno de la nación. Solemnidad formal, laicidad, cortesía y sencillez en el fondo. El relevo que las urnas han determinado. Simbología republicana asumida como garantía de la continuidad del Estado más allá del huésped del turno. 

Muchas miradas, desde la izquierda y desde la derecha, se dirigen hoy a la ciudad de Paris, a la espera de que un nuevo rumbo comience a tomar fuerza y vigor en este escenario europeo tan asfixiante como deprimente. Hollande acude a la cancillería de Berlín para subrayar que otros aires inundan, al fin, la atmósfera en Francia. Aires que han comenzado con una hermosa invocación al valor de la educación y la investigación científica, para las que no caben sino reconocimientos. ¿Han oído ustedes algo parecido en los bosques grises de la Moncloa?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails