1 de septiembre de 2008

Mensajes en la calle: de la pompa al olvido


He leido en algún sitio que Don José María Aznar López, el que fuera Presidente del Gobierno español entre 1996 y 2004, ha vuelto a enaltecer lo mucho que representó para España la mancuerna formada con George Bush y Anthony Blair para emprender la aventura que llevó al desencadenamiento de una guerra atroz e ilegal en Irak, cuyas secuelas se conocerán algún día para espanto de todo el que quiera darse cuenta de hasta dónde puede llegar la necedad mezclada con la ambición. Desde el último Congreso del Partido Popular poco importa ya lo que diga Aznar López, por más que, entre sus muchas ocupaciones lucrativas, trate de encontrar de vez en cuando, y como contrapunto al riesgo de verse relegado a la indiferencia, un hueco para seguir recordando que todavia pulula por ahí y que trata denodadamente de seguir demostrando lo que, a su juicio, vale un peine. Mas se trata de un peine sin púas, a decir verdad. Hasta los suyos lo evitan avergonzados y bajan el rostro cuando de él se les habla.

No es mucho el crédito que ya se le concede allá donde alguien se acuerde de él y de sus fazañas. Bastaría encontrarse de pronto ante un cartel como el que encabeza esta entrada, que descubrí hace unos años en el escaparate mustio de un comercio ubicado en una ciudad mexicana cualquiera, para percatarse de lo que, al fin, ha quedado de aquella pompa y circunstancia a la que nos condujeron tres personajes que en muy poco tiempo quedarán sumidos en el olvido, y de los que sólo unos cuantos recordarán sus nombres y lo que hicieron. Porque de lo que han hecho o de lo que hagan ya fuera del poder a nadie interesará una higa.

10 comentarios:

  1. Aznar sigue superándose a sí mismo. Da vergüenza, literalmente.
    Abrazos,
    Diego

    ResponderEliminar
  2. Hola Fernando, bueno este tema cabrea ya de por si, lo que ocurre es que tal como tú has dicho "guerra ilegal", espero que si es así se pueda juzgar alguna vez, sería lo más justo para todos. Se hizo algo en contra de todos, algo que no fue democrático, este señor decidió iniciar una guerra donde casi nadie estaba de acuerdo, de ahí que saliéramos todos a la calle, entonces fue aquí cuando me pregunte yo...¿donde está la democracia en ese país?, realmente te desengañas mucho de todo y comienzas a ser muy racional con todo, hasta tal punto que llegas a la conclusión de que la vida es un poco mentira.
    Un abrazo muy fuerte, didi

    ResponderEliminar
  3. Hola Fernando, en primerlugar decirte que he estado tiempo sin visitarte pues he pasado por una situación un poco dificil y no tenía muchas ganas de nada. Hablar del innombrable me da asquito, no dejan de ser tres personajes que me dan entre otras cosas pena. Me ha entusiasmado en cartel que has puesto,lo encuentro muy acertado, si me lo permites lo copio para mi blog.Si no quieres dímelo y no lo pondré.Espero estar ahora más contactada contigo.

    ResponderEliminar
  4. DIEGO. Te imagino paseando por Oxford como un auténtico teacher y disfrutando de un entorno en el que tu labor se integraría perfectamente. Habrás disfrutado de todo ello porque sabes hacerlo. Un fuerte abrazo

    DIANA. No me gusta mucho hablar ya de este tema, pero lo he sacado a raiz de unas declaraciones que ha hecho ese hombre y que ofenden ya la inteligencia humana. He sacado del archivo una vieja foto que tomé en México hace años y me he quedado tan tranquilo. Sin embargo, mantengo el optimismo y creo que ya ha recibido su merecido, que es casi como decir que las mentiras siempre acaban recibiendo su sanción. Un fuerte abrazo

    GENI. Espero que tu ausencia no haya sido por un motivo preocupante. Necesitamos tus ideas y tus comentarios, que muchos echamos de menos cuando nos faltan. Por supuesto que puedes utilizar esta imagen, aunque te rogaría que sólo por una vez hicieras referencia a su origen. Pero es tuya también.

    ResponderEliminar
  5. Ellos se encargarán de que no los olvidemos. Por lo menos Ánsar es lo que hace: cuando piensa que está siendo relegado al olvido, articula una de sus frases magníficas, esas que revuelven las tripas hasta de los suyos, y regresa triunfal a las páginas de los periódicos, con foto incluida, demostrando que él sigue en pie de guerra, en el candelero, vigilando al país al que llevó hasta las altas cumbres del rancho de Bush... ¡Otro que coger con pinzas, para no embadurnarnos!

    ResponderEliminar
  6. Como estas por Bolivia nos puedes comentar estas luchas de mujeres pinchando enBolivia?

    ResponderEliminar
  7. Fernando he pasado de nuevo para ver si tenía tu permiso para colgar el cuadro guapo, no te entiendo cuando me dices que nombre su origen, quieres que ponga que es tuyo o de Mexico ? Acláramelo please antes de hacer nada, muy gustosa pondré lo que quieras.

    ResponderEliminar
  8. Recuerdo la vergüenza que sentí cuando escuché a Ana Palacio justificar la guerra ante Naciones Unidas, ni aquello de que con esa alianza España encontraría su hueco en la historia. Y tantas cosas que me cuesta olvidar...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Vergonzoso ese ignorante! No PUEDO con el, nunca pude ni podré... (Me he reido con el cartel). Besotes, M.

    ResponderEliminar
  10. De vez en cuando la vida te regala personajes públicos como Josemari.
    ¿Qué sería de los programas cómicos sin ellos? Aunque para mi gusto nada podrá superar su disertación sobre la Reconquista, o su catalán en la intimidad.
    Es un filón para los chistes. Sólo por eso tendría que volver a estar "en el candelabro" que dijo la Mazagatos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails