7 de julio de 2008

Imágenes que no necesitan palabras: extracción de agua de pozo en India


Las palabras sobran cuando las imágenes lo dicen todo. Mayor expresividad no cabe. De tanto disponer de agua generosamente y a bajo coste nos hemos acostumbrado a considerarlo como un bien natural del que siempre tendremos garantizado el suministro. Y cada vez está más claro que no es así. Conviene que vayamos dándonos cuenta, antes de que sea tarde, de que los tiempos que se avecinan no van a ser pródigos en recursos que estimábamos inagotables. No en vano se afirma que el siglo comenzado va a ser el del agua dulce, algo que saben bien los que están procurando asegurar y controlar en su provecho las grandes fuentes de aprovisionamiento. ¿Recuerdas, Rubens Ferreira, lo que me comentabas hace unos días desde Montevideo?

Los mensajes que sobre el problema llegan más directamente hasta nosotros lo hacen de momento, y con un tono entre lúdico y motivador, en el marco de grandes eventos o celebraciones, como es el caso de la Exposición Internacional "Agua y Desarrollo Sostenible" que en estos momentos tiene lugar en Zaragoza. Bienvenida sea, si sirve para fortalecer esa sensibilidad por el elemento natural más importante para la vida humana. Todas las iniciativas son pocas cuando se trata de introducir en la mente de la sociedad los principios y los objetivos de una nueva cultura del agua. Cuánta razón encierran las palabras de Dany Leipziger en su intervención en una de las Tribunas del Agua de la Expo al afirmar que "el acceso al agua es uno de los factores que facilitan el desarrollo de los países por encima de la línea de pobreza. Sin agua es mucho más difícil progresar para las familias, incluso sobrevivir. El acceso al agua es fundamental para erradicar la pobreza y la desigualdad en el mundo".

La foto que justifica esta entrada viene a cuento porque da una pauta más sobre la dimensión del problema. Procede del magnífico fondo gráfico que "Le Figaro Magazine" ha ofrecido, de Abril a Julio, en los Jardines de Luxemburgo de Paris, y del que, tras haberlo visitado, incluiré alguna más en este blog, pues es una muestra impresionante, en algunos aspectos sobrecogedora. Ante un panorama así, la pregunta surge inevitablemente: ¿todas esas manos y esos rostros volcados en la boca del pozo serán recompensados con la cantidad de agua deseada para satisfacer las necesidades básicas de unas gentes sabedoras del esfuerzo y del tiempo que exigen extraerla de la tierra?. ¿Hasta qué punto somos conscientes de lo que eso significa?. ¿Nos percatamos realmente de los compromisos que entraña vivir en un planeta finito?. ¿Y que además no hay otro alternativo?.

9 comentarios:

  1. Muy buena tu reflexión, y la foto espectacular. Te seguimos de cerca y nos encanta lo que dices y cómo lo dices. Cada post es una clase. Y para los estudiantes de Periodismo una lección que nunca hemos tenido. Gracias, Fernando

    ResponderEliminar
  2. La foto es impresionante Fernando! Y tu comentario sirve para concientizarnos más, aunque a veces pienso que los hombres no aprendemos de la experiencia ajena...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Sabes hay un dicho que afirma que nadie aprende en cabeza ajena,nosotros tenemos todo en Argentina,y sabes que poco lo cuidamos,veo como algunos pasan horas lavando su auto,o regando la calle y la tiran y pienso sabrán cuanto cuesta el agua,pensamos que la tierra será generosa siempre y cuando nos damos cuenta de que los recursos naturales no son eternos es tarde,bueno sería de que tomaramos conciencia y cuidaramos más,que interesante este post,y la foto increible,que tengas buen día.

    ResponderEliminar
  5. Fernando se me ha encogido el alma con la foto, que irresponsables que somos ! No damos valor a nada y el simple hecho de abrir un grifo y que nos caiga por allí parece que nos hace olvidar todas las penurias que pasan tanta y tanta gente en este mundo por falta de ella.
    Sencillamente lamentable.

    ResponderEliminar
  6. ¡Impresionante la foto! No sé si habrá agua para todos los que esperan sacarla... Nos tenemos que concienciar de tantas cosas, querido Fernando... Besotes, M.

    ResponderEliminar
  7. ¿Nos percatamos realmente de los compromisos que entraña vivir en un planeta finito?
    Respuesta: NO
    Y los que se dan cuenta estan comprando los acuíferos del mundo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. La foto impresiona. Tal vez, y sólo tal vez, si se nos obligase a pagar el agua al precio que realmente tiene(¿y quien podría ponérselo, ellos o nosotros?) dejaríamos de utilizarla como si no costase nada.

    Un beso.

    Soledad.

    ResponderEliminar
  9. Una fotografía que hace pensar.

    Pero en nuestro "pequeño mundo" de comodidades no pensamos, es como si no fuera con nosotros digo "pequeño",porque no vemos o no queremos ver más alla.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails