16 de julio de 2008

Las limitaciones del desarrollo científico-técnico en América Latina: baja inversión y crisis profesional

A pesar de sus importantes recursos humanos, del prestigio de muchas de sus Universidades y de la relevancia de las aportaciones realizadas por investigadores de proyección internacional, el peso de América Latina en el sistema mundial de ciencia y tecnología es en estos momentos muy débil.

Aludo al tema por dos razones: porque me interesa mucho cuanto se relaciona con el funcionamiento del sistema universitario de la Región y porque los datos recientemente suministrados por
la Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología sitúa a los paises latinoamericanos en la penúltima posición, sólo por delante de África (0,3%), en él cómputo de las inversiones mundiales en I+D, a las que contribuye con un modestísimo 2% (Ver gráfico). Lo cual se debe al reducido peso que este capítulo tiene en el presupuesto de los Estados: ninguno le destina más del 1% de su Producto Interior Bruto.

Con todo, dentro de este panorama sobresalen con fuerza Brasil y México, que aportan, respectivamente, el 54% y el 26 % de toda la inversión latinoamericana en I+D. El hecho de que 8 de cada 10 dólares invertidos proceda de ambos paises revela no sólo el altísimo nivel de concentración existente como la posición endeble que ocupan otros - Argentina, Chile, Venezuela o Colombia, por ejemplo - que, aun disponiendo de una valiosa infraestructura universitaria y de una sólida tradición vientífica, por razones de diversa naturaleza no consiguen ser reconocidas como parte significativa en este importante indicador de desarrollo.

Todo parece indicar que el sistema de investigación aparece lastrado en América Latina por tres factores de especial gravedad, y que someto a la consideración de los lectores: de un lado, por la debilidad de las políticas públicas de apoyo a la investigación y a las Universidades, muy condicionadas en bastantes ocasiones por la dificil situación económica de los Estados; de otro, como consecuencia de la deficiente participación en esta estrategia por parte del sector privado, lo que demuestra las insuficiencias y limitaciones de un aparato productivo endógeno, debilmente relacionado con los procesos innovadores; y, finalmente, por la pérdida de valiosos recursos intelectuales como consecuencia de la crisis profesional que está teniendo lugar y que se ha agudizado sensiblemente en los últimos veinte años.

Aquejados por bajos niveles de retribución, que obligan al pluriempleo, y por posturas propensas a la desmotivación y al desencanto son numerosos los intelectuales latinoamericanos que luchan denodadamente por investigar y sobrevivir en un contexto de grandes dificultades cuando no miran hacia afuera, tratando de encontrar en el exterior lo que no consiguen en sus propios paises. De ahí la admiración que con frecuencia suscitan, no bien correspondida en sus respectivos países, y que personalmente he tratado de destacar cuando me ha sido posible. Y lo seguiré haciendo, desde luego.

Gráfico: RICYT: Inversión en Ciencia y Tecnología por grandes regiones del mundo. Fotografía: Campus de la Universidad Nacional de Cuyo en Mendoza (Argentina)

5 comentarios:

  1. Es una pena, desde luego. Parece que la investigación interesa poco, no sólo en aquella zona. En España (con excepciones, supongo) tampoco puede presumir de invertir en investigación tanto como requeriría un país con un buen nivel económico.

    ResponderEliminar
  2. Lo de de la Investigación y Desarrollo, es verdad, que en países que podrían ser punteros como Argentina, Chile y Colombia se invierta tan poco. Todos emigran a los USA, así ayudando a ese país a que logre grandes inventos. Una pena. Parece ser que en España ya se está haciendo un esfuerzo para retener a nuestros "cerebros" y así tampoco tengan que emigrar. Muy interesante tu post. Besotes, M.

    ResponderEliminar
  3. Bastian cruzado16/7/08 17:47

    América Latina acusa en este aspecto las desastrosas políticas que se han llevado a cabo. El retraso cientifico y tecnico es el principal criterio para calificar el nivel de desarrollo de un pais y la calidad de sus dirigentes. Te escribo desde Venezuela donde este tema es muy preocupante. Gracias por aludir a él.

    ResponderEliminar
  4. Te leo y lloro. Sufre mi alma de sudamericana. Ni te imaginas lo que le custa a nuestro pueblo educar universitarios y luego...emigran.
    Ni decir de los años que tenemos la Base de Uruguay en la Antártida.
    Somos utilizados de todas formas.
    Y para colmo menospreciados.
    No importa...sigo sembrando...hay que educar...hay que educar...

    ResponderEliminar
  5. Fernando,paso por aquí a saludarte, disculpa que no te visite frecuentemente como yo quisiera pero es que tengo mucho trabajo.saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails