27 de mayo de 2008

El Amazonas: un patrimonio de todos

La Sociedad Geográfica de Lima ha respaldado, como no podía ser de otro modo, la versión de Jacek Palkiewicz, explorador polaco e intrépido viajero en la América profunda, sobre el origen exacto del río Amazonas. La exactitud que establece es absoluta: el gran curso fluvial, que desde los Andes atraviesa Sudamérica de Oeste a Este hasta culminar en el Atlántico, nace en el Nevado Quehuisha, en la región peruana de Arequipa, a 5.179 metros de altitud. El hecho de haber fijado el nacimiento en ese punto sitúa al Amazonas a la cabecera del cuadro de honor de los ríos del mundo. Con sus 7.040 Kilómetros desbanca de la primera posición al que hasta ahora la había ostentado, el "río de los mil ríos", "el río de la vida", es decir, el Nilo, con sus 6.693 Kms. Una diferencia exigua, pero diferencia al cabo. En tan enorme longitud, ¿significa algo, de existir, esa diferencia?


Ahora bien, a falta de conocer y valorar los métodos utilizados por nuestro colega polaco, cuesta asumir que el origen de un río como el Amazonas pueda detallarse con tanta precisión. Siempre hemos entendido que un colector fluvial, incluso de menor tamaño, no surge en un punto determinado y de ahi parte linealmente en su camino hacia el mar. Son múltiples las referencias hídricas, numerosos los lugares donde el agua aflora, se entrecruza y va formando la urdimbre que progresivamente consigue dar forma a un río con su estructura y sus variaciones de caudal, reforzadas por los aportes que les suministran los afluentes que vertebran su propia red. Un sistema complejo casi siempre, eso es lo que es. Incluso en el caso del Nilo, los admirables exploradores británicos que se arriesgaron a investigar "las montañas de la Luna", donde se cree que nace el rio que fundamenta la civilización egipcia, nunca tuvieron la total seguridad de que del lago Victoria salían los flujos que avenarían hasta el Mediterráneo.


La propia Royal Geographical Society de Londres se ha mostrado cautelosa con la aseveración del polaco y con la ratificación hecha por su Asociación colega del Perú. Prefiere mantener la reserva a que obliga la dificultad de concretar algo tan difuso como es la génesis y la trayectoria de un curso de agua, que se complican cuanto mayor magnitud poseen.


Por mi parte, enhorabuena al Perú y felicitaciones también al Ecuador, cuya gloria en el descubrimiento del río Amazonas, tal y como figura en la placa colocada en la Plaza de Armas de Quito, no debe ser cuestionada. Pues, ¿cómo negarse a ello con tamaña inscripción?: "Bien se podría gloriar Babilonia de sus muros, Nínive de sus letras, Constantinopla de su imperio, que Quito las vence por llave de la Cristiandad, por conquistadora del mundo, pues a esta Ciudad pertenece el descubrimiento del gran río de las Amazonas".

Impresionante, ¿no les parece? Insisto: enhorabuena a los dos. Se la merecen.

3 comentarios:

  1. Ryan Burnet27/5/08 16:49

    Gracias por acordarse del Ecuador en este tema, que es muy sensible para nosotros. El Amazonas nace en muchos puntos y de ahi su grandeza. Yo creo que nadie lo puede hacer exclsuivamente suyo.

    ResponderEliminar
  2. Mis felicitaciones también para ambos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Preciosa la inscripción de la placa. ¿Por qué será tan dificil averigüar el nacimiento de esos rios muy caudalosos? Misterio... Besotes, M.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails