6 de junio de 2008

Viñetas que invitan a pensar: mirar para otro lado


Mirar para otro lado es lo más fácil del mundo. "Ojos que no ven, corazón que no siente", dice un cínico refrán español, con el que se quiere significar lo cómodo que resulta eludir un problema simplemente con el deseo de no querer verlo. Esconder la cabeza, como el avestruz, con la mirada en el hoyo. Y, sin embargo, no por eso los problemas se desvanecen o pierden su gravedad. Los problemas existen porque son consustanciales a nuestra realidad, contradictoria y repleta de injusticias y desigualdades. Están por doquier y, sin quererlo, se topan con nosotros porque ellos mismos afloran y se difunden por la sencilla razón de que sus orígenes tampoco nos son indiferentes. Somos parte del problema, vivimos con él y lo sentimos como nuestro, aunque las soluciones se nos escapen.

Ahora bien, no se trata de adoptar una actitud permanente y obsesiva de mala conciencia porque las cosas no sean como nosotros desearíamos. ¡Qué más quisiéramos quienes ansiamos un mundo mejor que las situaciones no fuesen tan dramáticas!. Hay sin duda fuerzas y factores que trascienden a nuestra capacidad de acción y a las que cabe atribuir responsabilidades cuya incidencia nosotros mismos lamentamos, incapaces e impotentes de hacer nada o muy poco para resolverlo. Pero de ahí a eludir la mirada de la realidad, asumir su existencia sin paliativos, hay un gran trecho. Es el que separa el compromiso de la indiferencia. El que nos distingue y enaltece como seres humanos frente a la estupidez de los que presumen de ignorancia, pensando que de ese modo se liberan de lo que intentan desconocer. Sinceridad frente a necedad, conciencia frente a alienación, humanismo frente a barbarie: ese es el dilema.

Viñeta de Forges, publicada en El Pais (Madrid)

8 comentarios:

  1. Esa mirada hacia otro lado no es inocente: quiere huir de la responsablidad y desea envolverse de una ignorancia cínica que tranquilice la conciencia.
    Abrazos,
    Diego

    ResponderEliminar
  2. No hay nada que refleje mejor ese "mirar a otro lado" que los informativos de televisión: cuando vemos algo que nos duele en nuestra empatía, cambiamos de canal.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Pero, querido Fernando ¿¿¿¿QUÉ podemos hacer los ciudadanitos de a pie???? Dime. ¿Qué podemos hacer? Como no sea una revolución en toda regla... y eso ¿cómo? Besotes, M.

    ResponderEliminar
  4. Fernando, creo que sin quererlo coincidimos . Ayer escribí en mi blog algo parecido a lo que hoy leo en el tuyo, a lo mejor sabes de que va... pero, es que siempre son los mismos los que miran a otro lado amparándose en la solidaridad de los demás.Además de egoistas y falsarios son los de siempre.... No hace falta que te diga quienes son.Un saludo muy sincero.Angela

    ResponderEliminar
  5. La viñeta de Forges es, como siempre, excelente. Pero su comentario no la desmerece. Coincido plenamente en que ya está bien de lamentarnos, de echar siempre la culpa a los demás, de cubrir con nuestra aparente impotencia lo que pueden ser actos importantes.

    He perdido toda fe en los partidos políticos. Pero sigo creyendo en cierto asociacionismo, en gente que tiene ideas y voluntad de llevarlas a cabo.

    No me cansaré de decir que hoy tenemos dos grandes ideales por los que luchar, entre otros: la conservación por la supervivencia del planeta (con todo lo que ello implica desde el punto de vista político más que incluso ecológico), y la lucha contra la miseria (que viene a ser tres cuartos de lo mismo).

    Quien sostenga que ya no hay ideales, que ya no hay nada por lo que luchar, pues eso: que mire a su alrededor. Pero que observe, no que deposite simplemente la mirada como quien ve un anuncio en la tele. Y ya me dirá si hay o no hay cosas por las que trabajar activa y socialmente.

    ResponderEliminar
  6. A veces esa mirada a otro lado no es señal de indiferencia sino de impotencia. Porque hay cosas que un "ciudadanito", como dice Merche, no puede solucionar ni siquiera protestando o enfadándose

    ResponderEliminar
  7. DIEGO. Siempre tan atinado. Es el cinismo asociado a la ignorancia. Cierto

    JAVIERSANZ. La televisión tiene la cualidad de poder presentarnos la realidad tal cual es. En esas condiciones suele ser dura y son muchos los que rechazan mensajes de dureza en la televisión. Digamos que nos pone a prueba

    MERCHE. Lo digo en el pie. No podemos hacer otra cosa que la de no perder el sentido de la realidad. Evitar sentirnos tentados a pensar en el mejor de los mundos y que los problemas no existen, ya que no tenemos soluciones para ellos. Con eso es suficiente

    ANGELA. Lei tu post y te he contestado. Cuidado con la utilización de la ayuda al desarrollo. Hay mucha gente solidaria con los demás, mientros otros, que se dicen solidarios, sólo lo son consigo mismos

    MANUEL: Totalmente de acuerdo contigo. Ahí es nada lo que propones: sensibilidad con el planeta y luchar contra la miseria. Eso es honestidad y tener las ideas claras, mientras otros se dedican a la politica y, cuando les vienen mal dadas, a forrarse, que son don días

    CECILIA: El hecho de sentirnos impotentes ante problemas de enorme magnitud y que rebasan nuestra capaciad de maniobra no nos debe llevar a la indiferencia. Bastar con tomar conciencia de lo que nos rodea, aunque no podamos resolverlo

    Muchas gracias y un fuerte abrazo a todos y a todas

    ResponderEliminar
  8. En primer lugar felicitaciones,muy interesante y profundo blog,a la vez muy ameno,mirar hacia otro lado resulta fácil,pero sabes todo se globaliza y llega,muchos nos sentimos frustrados ante las injusticias del mundo,pensamos que nada podemos hacer y en realidad hay mucho por hacer,por supuesto que existen quienes con solo querer cambiarian muchos las cosas,pero nosotros los humildes ciudadanos de este mundo tenemos el deber de ser mejores con quienes lo necesiten,aunque nuestra solidaridad sea a veces manipulada,algo llega a esos lugares debemos buscar instituciones que ayuden y además allí en donde estemos no ser indiferentes a cuanto acontece a nuestro alrededor,en todas partes hay algo por hacer y una posibilidad de extender la mano,y no mirar a un costado,pues aunque los ojos no vean el corazón sabe y siente,hay escucharlo.Es mi modesta opinión,un gusto haber llegado por aqui.que tenga buen fin de semana.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails